03 de abril de 2020
03 de abril de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Con la colaboración de la Dirección General de Cooperación Regional e Internacional del MPF
Iniciativa de DOVIC y PNUD para el fortalecimiento de equipos de acompañamiento a víctimas
Se trata del proyecto “Diagnóstico de clima interno e indicadores de Burn Out”, financiado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). El proceso buscó medir el nivel de estrés laboral de las personas que integran la DOVIC como consecuencia de los efectos que pueden darse por la escucha sostenida en el tiempo de relatos y narrativas que producen dolor y desgaste.

La Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (DOVIC) del MPF, en articulación con la Dirección General de Cooperación Regional e Internacional (DIGCRI), y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), realizaron un diagnóstico para medir el nivel de estrés laboral de todos los equipos de trabajo de esa área a partir del impacto y los efectos que generan las tareas cotidianas de atención, orientación y asesoramiento directo a víctimas.

La elaboración del diagnóstico se realizó entre junio y agosto de este año. Se trató de un proceso que se desarrolló en varias  etapas, que se propuso medir el nivel de estrés laboral de quienes integran la DOVIC para fortalecer los servicios destinados a las víctimas. El diagnóstico fue implementado por Irene Fridman, especialista de amplia trayectoria y experiencia en la materia, que contó con la colaboración de la profesional Susana Capelacci.

Participativo y colectivo. Todos los equipos de la Dirección participaron a través de distintos dispositivos: entrevistas presenciales en profundidad, encuestas auto-administradas y anónimas, focus groups, encuentros colectivos y reuniones particulares de devolución con cada equipo de trabajo.

El proceso arrojó como conclusión la necesidad de incorporar políticas hacia el interior del MPF para mejorar la calidad de vida profesional de las y los trabajadoras y trabajadores de DOVIC. Quienes integran la Dirección presentan un alto nivel de exposición psicoemocional y  tensión cotidiana propio de su labor de atención, orientación y asesoramiento a víctimas en procesos judiciales. A partir de esos hallazgos -que se dieron a conocer el 30 de octubre- la DOVIC comenzó a trabajar para implementar acciones tendientes a mejorar el bienestar laboral de sus equipos, esperando que impacten de manera positiva en la calidad de los servicios recibidos por las víctimas.

El proyecto

La iniciativa del PNUD  tiene como principal objetivo "escuchar a quienes escuchan"."La personas que desarrollan su labor en espacios de atención, orientación y asesoramiento a víctimas de violencia, pueden experimentar lo que se denomina el efecto de 'ser testigo', relacionado con los padecimientos que produce la escucha sostenida en el tiempo de relatos y narrativas que producen mucho dolor y desgaste. En muchos casos, los y las empleadas pueden manifestar sintomatología específica ligada a esta labor", explica el sitio oficial del Programa de las Naciones Unidas.

El MPF se sumó a la iniciativa que el PNUD viene apoyando en otros organismos públicos argentinos que brindan asistencia a las víctimas de violencia, como la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, dependencias provinciales y la línea 144, que funciona en la órbita del Instituto Nacional de las Mujeres..

Equipos de trabajo

Desde su creación, la DOVIC ha tenido como prioridad  garantizar un servicio de calidad para la atención y contención de las víctimas durante todo el proceso penal. Fue así como, a lo largo de estos cinco años, ha brindado respuesta a los pedidos de intervención a partir de la implementación de dispositivos de trabajo que buscan hacer efectivo el cumplimiento de derechos de las víctimas desde el primer contacto con la institución.

Ofrecer un abordaje interdisciplinario; orientar y acompañar a las víctimas durante todo el proceso penal para garantizar su participación; derivar y articular de manera interinstitucional para dar respuesta a las demandas que exceden el ámbito de competencia del MPF y procurar intervenciones proactivas en búsqueda de evidencias que den sustento a la acusación en el marco del proceso penal, evitando que la carga probatoria recaiga exclusivamente sobre la víctima, fueron los objetivos propuestos.

El rol de cada una de las personas que integran la Dirección es central para garantizar esas funciones y asegurar el respeto de los derechos de las víctimas. Son quienes desarrollan a diario las entrevistas brindando contención; informan y orientan sobre el estado de la denuncia y las novedades que van surgiendo en cada etapa del proceso penal; mantienen contacto cotidiano con las Fiscalías y llevan adelante los acompañamientos en cada momento que requiere la participación de las víctimas.