02 de marzo de 2024
02 de marzo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervinieron representantes de Argentina, Brasil y Paraguay
La UFI-ARM participó en Paraguay de un curso para fortalecer la cooperación subregional en la investigación y enjuiciamiento del tráfico de armas
El titular de la UFIARM Gabriel González Da Silva y la secretaria de esa oficina, María Paz Cantoni, participaron de la actividad organizada por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en el marco del Programa Global de Armas de Fuego (Global Firearms Programme), creado para contrarrestar el tráfico ilícito de armas de fuego y delitos conexos.

El fiscal federal adjunto de la Procuración General de la Nación, Gabriel González Da Silva, a cargo de la Unidad Fiscal Especializada en la Investigación de ilícitos con armas de fuego, explosivos y demás materiales controlados (UFI-ARM), junto con la secretaria de esa dependencia, María Paz Cantoni, participaron esta semana en Asunción del Paraguay del “Curso para el fortalecimiento de la cooperación subregional en la investigación y enjuiciamiento del tráfico de armas Argentina, Brasil y Paraguay”, organizado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en el marco del Programa Global de Armas de Fuego (Global Firearms Programme), creado para contrarrestar el tráfico ilícito de armas de fuego y delitos conexos.

El acto de apertura estuvo a cargo del Embajador de la Unión Europea en Paraguay, Javier García de Viedma, y de la representante del Programa Mundial de Armas de Fuego, Simonetta Grassi, con la coordinación de la moderadora Lucía Gómez Consoli. El curso tuvo su inicio este lunes y contó con la participación del ponente Roberto Rodríguez Codesal, integrante de la UNODC.

Durante tres días de actividad intensa, se realizaron diversas presentaciones por parte de los y las representantes de los países participantes (Argentina, Brasil y Paraguay) y de expertos en la materia de cooperación internacional, también integrantes de la UNODC.

En el marco de estos encuentros los funcionarios y las funcionarias pudieron individualizar y evaluar la problemática concreta del tráfico de armas en la región, las dificultades legislativas, jurisprudenciales y de prevención y persecución en dicha materia y coincidieron en la necesidad de fortalecer la colaboración entre los ministerios públicos fiscales y policías de los países participantes, mediante el empleo de las distintas herramientas de cooperación internacional existentes a nivel regional.

Los y las representantes de los distintos Estados compartieron experiencias que resultaron enriquecedoras para el desarrollo de investigaciones relativas al crimen organizado y tráfico de armas transnacional, así como para la elaboración de equipos conjuntos de investigación en el marco de la Convención Interamericana contra la Fabricación y Tráfico ilícitos de Armas de Fuego, Municiones y Explosivos y Otros Materiales Relacionados, y de colaboración concreta y de urgencia en casos en donde se presenten tales tipos de problemáticas.

La delegación argentina además estuvo compuesta por la cúpula operativa de la Policía Federal Argentina en materia de crimen organizado, representada por el comisario mayor Carlos Alejandro Ñamandú, a cargo de la Superintendencia de Investigaciones Federales; por el comisario mayor Guillermo René Torres Dolfi, director general de Delitos Complejos; y por el comisario inspector Diego Alejandro Maldonado, jefe del Departamento de Armas y Explosivos.

La UFI-ARM, área especializada de la PGN en la temática, se encuentra a entera disposición de las y los fiscales federales y nacionales del país para prestar especial colaboración en cualquier caso en donde se susciten tales particularidades que involucren al crimen transnacional o, a nivel interno, exijan un mayor despliegue en la sustanciación de los de medidas de prueba en supuestos que involucran a bandas vinculadas a conductas relacionadas con el despliegue de armas. También, para emprender investigaciones complementarias o posteriores a la celebración de los juicios orales en donde se encuentren involucrados sujetos acusados de tenencia, portación y acopio de ese material, para efectuar el seguimiento del origen de ellas y su vinculación con el tráfico interno o externo o su utilización en delitos previos.