29 de enero de 2023
29 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Invitado por la Escuela de Servicio de Justicia y Universidad Nacional de La Matanza
Luigi Ferrajoli: “Garantizar derechos sociales es la primera inversión productiva”
El reconocido jurista italiano brindó ayer una Conferencia Magistral titulada "Las transiciones y la democracia a través de los derechos" en la que destacó que "la primera inversión productiva de un país es garantizar los derechos sociales". Estuvo acompañado por el ex ministro de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni y la defensora General de la Nación, Stella Maris Martínez.

La conferencia, realizada en el salón auditorio del Banco Nación, fue co-organizada por la ESJ, de la cual Ferrajoli es parte de su Consejo Consultivo Internacional, y la Universidad Nacional de La Matanza. El jurista nació en Florencia, Italia, fue magistrado entre 1967 y 1975 y siempre mantuvo una firme postura en la defensa de los derechos humanos. A través de sus numerosas obras, se destaca también por sus grandes contribuciones a la teoría de constitucionalismo democrático, de los derechos fundamentales y del garantismo.

Para el académico italiano, el Estado constitucional y democrático de derecho se caracteriza por el principio de legalidad de los poderes del Estado al servicio de la garantía de los derechos fundamentales de los ciudadanos. “Solo en un Estado constitucional y democrático se reconocen, respetan y garantizan de manera efectiva derechos como la salud, la educación y el salario”, dijo y puntualizó: “Los derechos no son solo condición de la dignidad de las personas y de la democracia, son también condición del desarrollo económico”.

“En la actual ideología liberal, nuestros derechos tienen un costo pero debemos invertir en ellos. Países como Italia y Alemania son más ricos que en el pasado porque garantizaron los derechos sociales. Esa es la primera inversión productiva de un país”, aclaró.

Para Ferrajoli, el garantismo constitucional se opone al carácter despótico del Poder Judicial basado en el endurecimiento de las penas y la reducción de derechos civiles. Consideró que se trata de “condenar en masa a los pobres, y esto, está fuertemente sostenido por una ideología de exclusión que los criminaliza”. “Ello se produce con la ayuda de políticas interesadas solamente en reflejar y amplificar los miedos y los humores represivos presentes en nuestras sociedades”, sostuvo, y agregó: “Los medios de comunicación amplían este mensaje”

“Es importante analizar cómo se puede utilizar el Derecho para neutralizar los efectos negativos de la globalización que se caracteriza como un vacío del derecho público, un vacío de garantías de los derechos fundamentales”, dijo.

El catedrático mencionó que “el garantismo es una expresión de los años setenta, en Italia, sin embargo, puede ser extendido como paradigma teórico a las garantías de todos los derechos fundamentales, no sólo del derecho de libertad en materia penal sino también en los derechos sociales. Y no solamente frente a los poderes públicos sino también frente a los poderes privados que se desarrollan en forma salvaje e ilimitada”.

Finalmente señaló que “las políticas antisociales se manifiestan en muchas formas”, y se refirió puntualmente a la inmigración: “Es escandaloso. Hoy la ciudadanía es un factor de exclusión, hoy se juzga por lo que se es y no por lo que se hace. La migración se transformó en un delito”.