26 de febrero de 2024
26 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Gracias al trabajo articulado entre la DOVIC y el Renatea
Por primera vez, se logró otorgar un patrocinio jurídico para víctimas de explotación laboral
Se debe a un trabajo articulado entre DOVIC y el Renatea. Está destinado a trabajadores oriundos de Santiago del Estero que se dedicaban a la cosecha de papa en un campo ubicado en la localidad de General Belgrano, Provincia de Buenos Aires. Las víctimas vivían en el mismo lugar y se encontraban en condiciones infrahumanas.

Por primera vez, gracias al trabajo realizado de manera articulada por la Dirección de Orientación y Acompañamiento de Víctimas de Trata (DOVIC) de la Procuración General y el Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (Renatea), se ofreció patrocinio jurídico para trabajadores que eran explotados en un campo dedicado a la cosecha de papa. El pedido de intervención fue efectuado por el fiscal federal de Mar del Plata, Daniel Adler, luego de un allanamiento realizado en enero de 2014 en un predio ubicado en la localidad de General Belgrano, Provincia de Buenos Aires.

Durante el procedimiento, se habían encontrado 23 trabajadores en presunta situación de explotación laboral por lo que se solicitó la intervención de la DOVIC a través de su Programa Especial de Acompañamiento a Víctimas de Trata y Explotación.

En el mes de octubre, las trabajadoras sociales de la DOVIC Luz Martinez y Laura Di Bella viajaron junto al abogado de Renatea Federico Ciappina a las localidades de Atamisqui, Brea Pozo y Loreto, ubicadas en Santiago del Estero, para contactar a las víctimas que habían sido encontradas en el allanamiento, ya que 21 de ellas eran oriundas de esa provincia.

Del total de las personas rescatadas, se logró dar con el paradero de 12, a quienes las profesionales entrevistaron para luego realizar un relevamiento de las condiciones de vulnerabilidad de cada caso. Finalmente, las representantes de DOVIC realizaron un informe general sobre la situación de las víctimas tomando en cuenta su contexto social y económico. Esta perspectiva permitió evaluar tanto la situación y trayectoria laboral como las de su grupo familiar de origen y también brindarles información y orientación tendiente a favorecer la comprensión sobre las situaciones de explotación a las que se encontraban expuestos.

De esta manera, se pudo establecer cómo cada familia estaba vinculada al trabajo en la cosecha que implicaba largas jornadas de trabajo sin descanso, condiciones habitacionales de escasa salubridad y la imposibilidad de contar con los materiales necesarios para desarrollar la tarea para la que fueron convocados. Para los representantes del Ministerio Público, todas estas características, hicieron propicia la explotación laboral de las víctimas, tensionando las trayectorias de vida no sólo de ellos sino también del grupo familiar en su conjunto.

Finalmente, luego de una gran cantidad de articulaciones con diferentes organismos y organizaciones, pudo darse respuesta al pedido concreto de la Fiscalía de Adler, gracias al trabajo articulado entre DOVIC y Renatea.

Se espera que en los próximos meses los trabajadores que habían sido explotados puedan iniciar sus demandas y cobrar el resarcimiento económico que le corresponde a cada trabajador, gracias al patrocinio jurídico gratuito.