18 de mayo de 2024
18 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Aparecieron pintadas y panfletos en la escuela de la hija
Repudio de la Procuración General ante las amenazas al fiscal Daniel Adler y su familia
La Procuración General de la Nación expresa su rechazo ante las intimidaciones sufridas por el fiscal general de Mar del Plata y sus familiares, a causa de su desempeño como miembro del Tribunal de Enjuiciamiento de Magistrados del Ministerio Público. Las amenazas sufridas por Daniel Adler se suman a las que ya habían padecido los fiscales Adolfo Villatte y Marcelo García Berro, en el marco del juicio político a José María Campagnoli.

En la mañana de ayer, horas antes de que el Tribunal de Enjuiciamiento del Ministerio Público se reuniera para deliberar en el proceso contra el fiscal José María Campagnoli, Daniel Adler sufrió una campaña intimidatoria que incluyó el reparto de panfletos con insultos en la puerta del colegio al que asiste su hija, en la parroquia del barrio, en la esquina de su casa y en las principales calles de la ciudad de Mar del Plata. Este episodio se suma a una larga serie de intimidaciones padecidas por distintos magistrados que intervienen en el proceso disciplinario.

Por la tarde, el Tribunal de Enjuiciamiento decidió levantar la suspensión impuesta al fiscal Campagnoli hasta tanto culmine el jury que se le sigue por abuso de poder y mal desempeño y se defina su destitución o bien su restitución en el cargo. La decisión llegó luego de que el defensor público oficial Leonardo Miño ocupara el lugar que dejó vacante la defensora María Cristina Martínez Córdoba, quien debió abandonar su cargo por motivos de salud, luego de sufrir una campaña intimidatoria que incluyó convocatorias por medios masivos de comunicación y redes sociales para “escracharla” a ella y a su familia en la calle, en la Defensoría y hasta en su domicilio particular.

Por su parte, los fiscales Villatte y García Berro, quienes fueron designados por sorteo para llevar adelante la acusación contra Campagnoli ante el Tribunal, también fueron víctimas de intimidaciones y amenazas. Villatte recibió llamados en su domicilio particular en los que lo amenazaron de muerte y el frente de su casa fue pintado con consignas intimidatorias. Por su parte, García Berro padeció una campaña mediática difamatoria promovida por medios y periodistas que se presentaron en el jury como testigos de la defensa. Así, el fiscal debió enfrentar la difusión de datos privados como el número y contenido de su historia clínica, entre otros.

La Procuración General repudia estas conductas y reafirma una vez más su respeto incondicional por las instituciones de la administración de justicia.