02 de febrero de 2023
02 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Participaron Malena Derdoy y el equipo del Programa de Abuso Sexual
Taller de la DOVIC “El derecho de los niños a ser oídos”
Durante el primer encuentro, se analizaron las intervenciones del equipo de DOVIC para detectar el momento adecuado de escucha de niñas y niños víctimas de abuso. La función del MPF en acompañar a los chicos en todo el proceso penal.

Con un gran participación de funcionarios y empleados del MPF, los integrantes del Programa Especial para la Atención de Niñas, Niños y Adolescentes Víctimas de Maltrato y Abuso Sexual de la Dirección de Orientación, Acompañamiento y Protección a Víctimas (DOVIC) inauguraron el ciclo “El derecho de los niños a ser oídos” en el que se analizaron las condiciones que deben tenerse en cuenta para garantizar el derecho a ser oído de los chicos en los casos que investiguen el delito de abuso sexual en la infancia.

La titular de la DOVIC, Malena Derdoy, fue la encargada de presentar al equipo del programa conformado por María Ana Martínez, Silvina Ickowicz, Agustina Germade, Gabriel Rolando, Natali Goldberg y Camila López García. Su función es acompañar y asesorar a los niños y adolescentes durante todo el proceso penal, velar por sus derechos y asegurar que tengan acceso a toda la información.

“Nuestra tarea es levantar todas las barreras para que el acceso a la información, la participación en el proceso penal y el derecho a ser oído sean garantizados. Convocar y acompañar a las personas adultas que tienen a su cargo el cuidado de las niñas y los niños. Identificar los mecanismos de protección acordes a su particular situación. Asesorar y acompañar en lo jurídico, psicológico y social”, dijo Martinez, quien agregó que “el seguimiento de las causas es necesario para mantener informado a las víctimas”.

En la primera de las tres jornadas previstas, expusieron sobre los cuidados que se deben tomar en un primer contacto con las víctimas. “Como primera medida entrevistamos a los adultos. Para el desarrollo y crecimiento saludable de un niño tiene que haber un adulto protector y si no lo tiene el Estado debe proveérselo”, señaló Ickowicz.

“Por lo general, en casos de abuso sexual de niñas y niños, son las madres las que se presentan a denunciar los hechos. De esa mamá protectora depende mucho la recuperación del chico, que no le recrimine, que entienda su silencio, su secreto. El niño con su silencio posiblemente haya intentado proteger a “la familia”. El adulto debe comprender esta situación para no presionarlo, apoyarlo y acompañarlo”, afirmó.

Por último, explicó que “no prejuzgamos a las madres que no se dieron cuenta de los hechos aunque se hayan producido en sus narices. Suelen ser mujeres maltratadas y manipuladas por los abusadores. Hay muchas mujeres que fueron abusadas durante su infancia y sus madres no les creyeron o no pudieron romper el secreto familiar.”

A su turno, Goldberg indicó que “en las entrevistas con los chicos se le explica cómo van a suceder las cosas. Tenemos que visualizar muy bien el estado emocional de la víctima. La asimetría de poder entre víctima y victimario se juega constantemente”. Y agregó que “cuando estamos entrevistando a los adultos los chicos se quedan en la sala de juegos que tenemos. De allí también sacamos información a través de los juegos que realiza, de sus dibujos. Todo nos sirve, es información”.

La licenciada Germade expuso algunas situaciones complejas en las cuales se evaluó que las niñas o niños no estaban en condiciones de declarar en ese momento de sus vidas. A partir de uno de los casos planteados se abrió un caluroso debate que enriqueció el intercambio.

Por último, el licenciado Rolando, relató intervenciones realizadas con niños víctimas de abuso sexual y en situación de calle. Detalló las complejidades de esas intervenciones. En los casos en los que se encuentran interviniendo otros actores institucionales se los convoca para el trabajo conjunto.

En los próximos dos encuentros, participarán expertos en la materia de la fundación Shalom Bait y CIENA, quienes disertarán sobre el falso Síndrome de Alienación Parental (SAP) como estrategia de impunidad en delitos de abuso sexual infantil y la credibilidad del relato y la valoración de la prueba para estos casos.