22 de abril de 2024
22 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino la fiscalía federal de primera instancia de Mendoza
Condenan a diez y cinco años de prisión a regenteadores de un prostíbulo
Lo dispuso el tribunal oral en lo criminal federal N° 1 de Mendoza. Se trata de Claudio Gerardo Correa Perea y Pablo Felipe Oyola Godoy, quienes mantuvieron cautivas a tres jóvenes menores de edad para explotarlas sexualmente. Durante el cautiverio, las sometieron a violaciones, amenazas y violencia física y psicológica.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1 de Mendoza condenó a diez años de prisión a Claudio Gerardo Correa Perea, por haber secuestrado a tres jóvenes menores de edad con fines de explotación sexual en un prostíbulo ubicado en la ciudad de Mendoza. Por su parte, Pablo Felipe Oyola Godoy recibió la condena de cinco años por considerarlo coimputado en los hechos ocurridos entre septiembre de 2009 y febrero de 2010.

La causa se inició con una denuncia anónima que daba cuenta de la existencia del prostíbulo mendocino. Esto desencadenó en una serie de allanamientos que se realizaron durante febrero de 2010, con los que se comprobó la existencia del local. Luego, a partir de las investigaciones realizadas y la declaración de las víctimas a través de cámara gesell, se pudo constatar que Correa Perea participó del secuestro de tres jóvenes menores de edad para obligarlas a ejercer la prostitución. Mientras duró el cautiverio, Correa las amenazaba constantemente con los daños que le ocasionaría a su familia si abandonaban el lugar. Las jóvenes además eran obligadas a consumir drogas y a mantener relaciones sexuales con él. En este caso, como en todo momento, Correa ejercía violencia física y psíquica, y se aprovechaba de la situación de vulnerabilidad de las víctimas.

Todo este mecanismo contó con la ayuda de Oyola Godoy, quien, además, ejercía funciones de vigilancia impidiendo que las víctimas se escaparan del lugar.

Las menores fueron interrogadas por Personal del Centro de Asistencia a Víctimas de Delito, donde se protegió y cuidó del estado emocional de todas, a fin de evitar la revictimización.

Durante el juicio oral, la defensa solicitó la nulidad de las pruebas alegando que no fueron notificados. Sin embargo, el fiscal federal Fernando Alcaraz, a cargo de la Fiscalía Federal de Mendoza nº 2, pidió que se rechazara el pedido porque no era una prueba pericial sino informativa. Esto fue tomado por el tribunal para rechazar la nulidad.