23 de abril de 2024
23 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal Gustavo Vidal Lascano con la colaboración de Protex
Córdoba: detuvieron a un hombre acusado de engañar a mujeres en un falso casting laboral 
El procedimiento se realizó el viernes por la tarde en un reconocido hotel de la capital provincial. La convocatoria buscaba atraer a trabajadoras para una empresa constructora que no existía. Además, había solicitado las medidas corporales y perfiles de Facebook de las postulantes. La investigación se había iniciado a raíz de una denuncia en la línea 145.

Un hombre fue detenido durante un allanamiento realizado el viernes por la tarde en el “Hotel de la Cañada”, ubicado en el centro de la ciudad de Córdoba, durante un presunto casting laboral. Al momento del operativo, el acusado se encontraba en un salón VIP del lugar acompañado de 20 mujeres de entre 18 y 25 años, entre quienes había preseleccionado a cinco para cubrir los puestos de secretarias y asistentes personales para una empresa constructora de cabañas, que luego se determinó que en realidad no existía.

La investigación había comenzado por una denuncia recibida el jueves en la línea 145 que fue derivada a la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), a cargo de Marcelo Colombo, que oficia de enlace con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación para la canalización de todas las denuncias recibidas por ese medio. Fue así que en pocas horas se remitieron las actuaciones a la Fiscalía Federal de Córdoba que encabeza Gustavo Vidal Lascano para su pronta judialización.

Durante la pesquisa que se realizó en apenas un día, se constató que la empresa constructora era inexistente y que el hombre, quien declarará durante la semana, se encontraba alojado con un nombre falso en el mismo hotel donde se realizaban las reuniones. Además, según la denunciante, el imputado se hacía pasar por representante de esa empresa constructora y la oferta laboral, que ofrecía sueldos de entre 8 mil y 25 mil pesos para los distintos puestos, había sido publicada en distintos medios gráficos. Asimismo, el imputado les solicitaba a las mujeres sus medidas y sus perfiles de Facebook.

Finalmente, también se secuestraron unos 200 mil pesos en efectivo, ocho mil dólares, cinco cheques de entre 150 y 200 mil pesos cada uno,  cuatro celulares y dos notebooks.

La denuncia a través de la línea 145

Una mujer manifestó que hacía una semana había visto una publicación de una supuesta oferta laboral en el diario “La Voz del Interior”, de la provincia de Córdoba, que anunciaba la búsqueda de “Asistente – Secretaria para empresa constructora. Chicas entre 18 y 30 años de edad que tengan ganas de trabajar como secretarias y asistentes personales”, junto a un número de contacto.

La joven agregó  que  el día anterior, el jueves 11  de febrero, concertó una primera entrevista a las 14:00 en el salón Vip del hotel “La Cañada” junto a otras mujeres de entre 15 o 20 chicas que fueron recibidas por un señor que dijo llamarse Máximo y que no quiso dar su  nombre real debido a que la empresa constructora de la que era dueño, “Empresoft”, construía cabañas para gente “adinerada” y que por tal motivo mantenía en reserva su identidad.

Una vez en el lugar, les explicó que los puestos eran para secretaria con un salario de 8 mil pesos o de asistente personal con un salario de entre 20 y 25 mil pesos por mes. Además, el acusado les dijo que el puesto de asistente personal implicaba viajar por el país junto con él hospedándose en hoteles.

La mujer detalló que, luego  de la primera parte de la entrevista, el hombre les solicitaba que expongan sus perfiles de la red social “Facebook” ya que deseaba investigar cómo se veían y qué mostraban en dichos perfiles. Les preguntó por sus medidas corporales, peso, altura e indagó sobre los entornos familiares: con quién o quiénes residían, si se encontraban en alguna relación sentimental y si tenían hijos o hijas.

Finalmente, la denunciante indicó que al finalizar la primera entrevista, el hombre, quien utilizaba el nombre falso “Máximo” les explicó que al siguiente día debían asistir nuevamente al hotel para asistir a la segunda capacitación y luego ser trasladadas en un vehículo de su pertenencia a la “planta” de la empresa constructora.