24 de julio de 2024
24 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El pedido fue realizado por el fiscal federal Aníbal Fabian Martínez
Corrientes: solicitaron la imputación de tres personas acusadas de trata de personas
Se trata de una mujer y su hijo, quienes regenteaban un boliche en el que habría sido explotada sexualmente una joven en situación de vulnerabilidad, y otra mujer que sería la dueña de un local nocturno donde la joven habría sido alojada.

El fiscal Federal subrogante de la localidad correntina de Paso de los Libres, Aníbal Fabian Martínez, solicitó la imputación de tres personas por el delito de trata de personas por distintos hechos cometidos entre 2013 y 2014. Dos de ellas están acusadas de haber captado, transportado y acogido con fines de explotación sexual a una víctima en situación de vulnerabilidad en dos prostíbulos ubicados en distintos sitios de esa provincia, a través de malos tratos y amenazas. La tercera inculpada sería la dueña de unos de los locales nocturnos donde la víctima habría estado alojada.

La causa

La investigación se inició en enero de 2014, a raíz de la denuncia realizada por la madre de la víctima en una comisaría de la ciudad de La Paz, provincia de Entre Ríos. En esa oportunidad, la mujer detalló que su hija se había escapado de su casa cuando tenía 17 años, inducida por una amiga “que se prostituía” y que había conocido en la ciudad de Paraná y que de esa manera, habría ingresado al circuito de la prostitución.

La denunciante relató también que la joven fue trasladada por varios boliches ubicados a lo largo de la provincia y que uno de ellos habría sido regenteado por la madre del acusado y otra de las imputadas en la causa, y donde la víctima habría estado hasta noviembre de 2013, fecha en que fue clausurado. Como consecuencia, habría sido llevada hasta a otro boliche ubicado en la ciudad correntina de Mercedes.

Luego, en enero de 2014, la víctima envió mensajes de texto a su familia solicitando que la buscaran en la localidad de Mercedes. A partir de ese momento, se ordenaron medidas tendientes a dar con la víctima que fue interceptada mientras realizaba trámites migratorios, en febrero de 2016.

Gracias a testimonio de la víctima realizado en cámara gesell, la joven reiteró los hechos denunciados por su madre y dijo que su amiga le ofreció un trabajo mediante el cual “podían hacer mucho dinero trabajando de coperas, que no tenían que hacer nada más que estar sentadas y hablar con chicos”, lo cual no fue así.

Detalló que viajaron “a dedo” hasta un local nocturno ubicado en la ciudad de Paso de los Libres, pero luego fue trasladada a otros boliches, entre ellos en uno donde estaba alojada con otras mujeres en situación de encierro, donde no se trataba solamente de tomar tragos con los hombres, sino que también tenía que realizar los denominados “pases”. La víctima indicó que en aquel momento ella no sabía qué era eso y le dijeron que tenía que acostarse con los hombres que quisieran tener sexo. Tanto de los pases como de las copas ella se quedaba con el 50 % y, agregó que dentro de la habitación pasaba lo que el cliente quería.

Además, relató que trabajaba desde las 22 hasta las 6, aproximadamente, o hasta que hubiera clientes y que durante el día dormía en las habitaciones en que se realizaban los “pases”. La joven añadió que durante el día “no dejaban que nadie nos vea” y que si salían, tenían que hacerlo “camufladas” para que nadie supiera que había chicas viviendo ahí.

Fue en uno de esos boliches donde conoció a uno de los imputados, con quien habría tenido dos hijos.

En varias oportunidades mencionó que tenía una “deuda” con la imputada ya que le daba “para consumir y tomar, por lo que siempre le quedaba debiendo”. Asimismo, detalló que la mujer la maltrataba, la humillaba y le gritaba.