24 de julio de 2024
24 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Destinado a magistrados, funcionarios y empleados de las fiscalías de la jurisdiccón
Protex participó de una capacitación sobre trata de personas en La Plata
El encuentro estuvo organizado por el fiscal coordinador del Distrito de La Plata, Marcelo Molina, y la coordinación estuvo a cargo de los fiscales Laura Roteta, Hernán Schapiro y Juan Martín Nogueira.

El viernes por la mañana, en la sede de los Tribunales Federales de la ciudad de La Plata, se realizó una jornada de capacitación sobre “Trata de Personas: problemáticas y desafíos", dirigida a magistrados, funcionarios y empleados de las fiscalías que integran la jurisdicción de la capital bonaerense. En esa línea, el titular de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), Marcelo Colombo, describió cuestiones vinculadas a la organización y funciones de la Procuraduría especializada, la importancia frente al trabajo cotidiano de las fiscalías, la necesidad de coordinación de la actividad y brindó ejemplos concretos sobre casos.

El encuentro estuvo organizado por el fiscal general coordinador del Distrito de La Plata, Marcelo Molina, y la coordinación estuvo a cargo de los fiscales generales Laura Roteta, Hernán Schapiro y Juan Martín Nogueira.

Durante el primer módulo, Colombo aseguró que “el delito de trata de personas ya no es tan nuevo” y para eso recordó que en poco tiempo se cumplirán diez años de la sanción de la primera ley de trata e hizo un repaso de la situación en nuestro país: “Estamos cerca de las 150 condenas, lo que nos ubica a la cabeza en la región”.

Luego, se refirió a los aspectos que considera fundamentales a la hora del seguimiento de este tipo de casos: “Para investigar mejor, aprendimos que había que prestarle especial atención a la declaración de las víctimas y para eso es fundamental que sea en la etapa temprana” sostuvo Colombo. Y agregó: “Es importante que se le pregunten cuestiones objetivas vinculadas a lo que le pasó en el lugar de explotación”.

En cuanto al delito de trata laboral, el titular de Protex aseguró que “hasta el 2011, casi no tenía terreno dentro de la justicia penal” y añadió que para eso, junto a otros fiscales, diseñaron un protocolo para, entre otras cosas, identificar quiénes son los aliados para detectarlo. En ese sentido, destacó el trabajo articulado que, hasta diciembre de 2015, realizaron junto al Registro Nacional de Trabajadores y Empleados Agrarios (Renatea).

Colombo mencionó además que “es muy común” que los tratantes les generen “deuda” a las víctimas migrantes que “no solo los coloca en una situación de vulnerabilidad sino que también les genera la imposibilidad fáctica de decir que ‘no’ a una situación laboral”. Por eso, indicó que es importante poder prestar atención a los detalles, tratar de poder objetivizar al máximo si hay una relación de servidumbre en la relación laboral y si tienen la posibilidad de romper con ese vínculo.

Otro de los puntos que destacó el titular de la Protex es la importancia que tiene el hecho de poder ascender en la cadena de la responsabilidad penal. “El desafío es poder romper con la lógica de que el que comete la explotación no está presente en el espacio. El otro, es el ‘dolo’, ir por el aspecto civil”, puntualizó.

Por otro lado, Colombo también destacó el trabajo de Protex como coadyudantes de los fiscales de instrucción y de juicio y mencionó la importancia que tiene investigar a los funcionarios públicos involucrados en la protección del funcionamiento de establecimientos vinculados a la trata de personas.

Finalmente, estableció tres puntos vitales en la investigación de este tipo de delitos: la instrumentación de la Cámara Gesell para que declaren las víctimas; la realización de una investigación patrimonial “que no es sólo para conocer los bienes que tiene el imputado sino para conocer la estructura de la organización”; y la investigación a través de la telefonía, el tráfico de las comunicaciones y las redes sociales. En esa línea, resaltó la importancia que tiene la creación de perfiles falsos de Facebook para poder obtener mayor información así como el secuestro de celulares con indicaciones precisas de quiénes los tenían al momento de los allanamientos: “Para esto es fundamental la presencia del MPF en los procedimientos”, concluyó.