07 de diciembre de 2022
07 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Tienen 19 y 21 años y ya regresaron a Córdoba
Repatriaron a dos hermanas que habrían sido víctimas de trata de personas en la República de Guatemala
El proceso, que culminó ayer, fue articulado en el marco de la Red Iberoamericana de Fiscales Especializados contra la trata de personas y tráfico de migrantes (REDTRAM), que integra la PROTEX, y por autoridades ejecutivas locales y argentinas.

Dos hermanas argentinas de 19 y 21 años que habrían sido víctimas del delito de trata de personas en la República de Guatemala fueron repatriadas ayer, al término de un proceso que incluyó el abordaje por parte de organismos de asistencia en ese país y la intermediación de la agencia consular argentina en Guatemala y la Dirección de Argentinos en el Exterior. También intervinieron el Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a Personas Damnificadas por el Delito de Trata del Ministerio de Justicia y DDHH de la Nación y de la Secretaría de Lucha contra la trata de personas del Ministerio de la Mujer de la provincia de Córdoba, a donde lograron retornar las jóvenes.

A inicios de abril la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX) recibió la noticia de parte de la Dirección de Argentinos en el Exterior de la Cancillería Argentina acerca de una investigación iniciada ante el Ministerio Público de Guatemala por dos ciudadanas argentinas que habrían sido víctimas del delito de trata de personas. En este sentido, se dio cuenta de que inicialmente la agencia consular argentina en aquél país recibió un pedido de auxilio de dos jóvenes, quienes manifestaron encontrarse en un estado total de desprotección.

Tras tomar contacto con las autoridades locales se le dio intervención a la Secretaría contra la violencia sexual, explotación y trata de personas, desde donde se las entrevistó y se les brindó la correspondiente asistencia. Tras ello, se recibió un pedido de colaboración internacional por parte de Alexander Colop, punto de contacto de Guatemala en la Red Iberoamericana de Fiscales Especializados contra la trata de personas y tráfico de migrantes (REDTRAM), a los fines de coordinar la repatriación de las víctimas y llevar a cabo declaraciones testimoniales y otras medidas de investigación para agregar a la pesquisa en ese país.

El caso

De acuerdo a lo informado por la PROTEX, los hechos se iniciaron a mediados del año pasado, en ocasión en que la familia comprendida por las dos jóvenes hermanas, su padre y madre y el novio de una de ellas decidieron mudarse al extranjero debido a las clemencias económicas por las que estaban atravesando, sumado a la falta de empleo.

Los padres de las jóvenes formaban parte de un grupo de mensajería cristiana, y desde hacía varios años mantenían un vínculo de amistad con un hombre de nacionalidad guatemalteca que residía en los Estados Unidos. Es así que tomaron contacto con esa persona y le manifestaron sus deseos de residir en el exterior, frente a lo cual se puso a disposición. En lo sucesivo, este hombre les propuso que podrían montar un negocio de comidas en el Estado guatemalteco, y los terminó convenciendo de que inicialmente viajen las dos hermanas y que luego podría trasladarse el resto del grupo familiar. Para ello les gestionó los pasajes de avión y les envió dinero para los preparativos del viaje.

Las jóvenes partieron el 20 de noviembre del año pasado. Allí fueron recibidas por la familia del sujeto aludido, quien según se refirió se presentaba cada 15 días. Durante las primeras semanas, de acuerdo a lo acordado, gestionaron encargos de comidas, aunque a medida que pasaban los días empeoraban los modos en que se dirigían hacia ellas, lo cual culminó con presiones de parte de la hermana del gestor del viaje hacia estas mujeres para que ejercieran la prostitución. A partir de dicha situación las hermanas lograron irse del lugar y conseguir asistencia ante la Embajada Argentina en ese país.

¿Qué es la REDTRAM?

La REDTRAM es una red de fiscales especializados en la región que incluye también a España, Portugal y Andorra y funciona en el marco de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos (AIAMP).  A través de su intervención se intenta priorizar el envío de información espontánea entre fiscales especializados en casos de trata de personas, para dar una respuesta eficaz en casos cometidos en más de un país, así como en la repatriación y protección de víctimas de este delito.