04 de marzo de 2024
04 de marzo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Se trata de agentes del Complejo de Ezeiza acusados del delito de abandono de persona seguido de muerte
Pidieron la indagatoria de cinco funcionarios del Servicio Penitenciario Federal por la muerte de un detenido
Se trata de un hombre que fue encontrado sin vida en su celda después de reiterados avisos de que se iba a “suicidar”. En la causa intervienen Patricia Cisneros, fiscal a cargo de la Fiscalía Federal nº 1 de Lomas de Zamora, y Abel Córdoba, Fiscal General a cargo de la Procuvin.

Patricia Cisnero, fiscal subrogante a cargo de la Fiscalía Federal nº 1 de Lomas de Zamora, y Abel Córdoba, Fiscal General a cargo de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), solicitaron que se convoque a prestar declaración indagatoria a diversos funcionarios del Servicio Penitenciario Federal del Complejo de Ezeiza por el delito de abandono seguido de muerte.

En el escrito, el representante de Procuvin y de la fiscalía federal aseguraron que había “quedado acreditado que los agentes penitenciarios estaban en pleno conocimiento tanto del estado estructural del pabellón I de la Unidad Residencial III, como de las condiciones de detención que en él se imponían a las personas alojadas en el mismo, así como de las manifestaciones vertidas por García Camacho con relación a su intención de suicidarse frente a su compulsivo alojamiento en dicho pabellón y en tales condiciones”.

Tanto para Córdoba como para Cisnero, la omisión de los agentes penitenciarios colocó a la víctima en una situación de vulnerabilidad tal, que lo llevó a “auto-producirse la muerte”.

El caso

El 8 de septiembre de 2014, cerca de las 21:15, Luis Gabriel Camacho fue alojado en la celda 10 del Pabellón I de la Unidad Residencial III del Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza, luego de haber sido separado del resto de los internos, producto de algunos incidentes ocurridos previamente en otro pabellón.

En varias oportunidades, Camacho había manifestado al personal que se iba a “suicidar”, porque consideraba que estaba siendo sometido al régimen de castigo sin causa que lo justificara. Estas manifestaciones se repitieron en varias oportunidades, “de manera tal que fueron escuchadas claramente por los otros internos alojados en el pabellón, quienes trataron de convencerlo de que desista de su actitud”.

Camacho no cambió de opinión y continuaba diciendo que iba a “suicidarse”. Por ello, sus compañeros solicitaron el auxilio de la autoridad penitenciaria para que verifiquen el estado de situación y asistan a Camacho, pero éstos “omitieron cumplir adecuadamente su obligación de resguardar la integridad física y la vida” y la víctima apareció sin vida dentro de su celda el mismo 8 de septiembre a las 22:20.