24 de junio de 2024
24 de junio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Lo dispuso un juez de Lomas de Zamora a pedido de la Fiscalía y de la Procuvin
Prohibieron el contacto con detenidos a cuatro penitenciarios procesados por apremios
La medida está fundada en la vulnerabilidad de las víctimas y alcanza a cuatro agentes de la cárcel de Ezeiza. También, prevé la prohibición de contacto con los familiares de las personas privadas de la libertad.

El juez federal subrogante de Lomas de Zamora, Federico Hernán Villena, dispuso la prohibición de contacto con personas detenidas y con sus familiares a cuatro agentes del Servicio Penitenciario Federal (SPF) procesados por apremios ilegales, por pedido del fiscal subrogante Sergio Mola y del fiscal ad hoc de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), Claudio Pandolfi. Los representantes del Ministerio Público habían requerido como medida cautelar que se aparte a los funcionarios, que revistan en la cárcel de Ezeiza, "de toda función que implique relación y/o contacto y/o trato con detenidos y/o familiares a los agentes penitenciarios mencionados".

Los cuatro agentes imputados están procesados como coautores de la aplicación de apremios ilegales en diciembre de 2009 a un hombre privado de la libertad en el penal federal de Ezeiza. Concretamente, se los acusa de haber golpeado a la víctima en el marco de una requisa. La situación procesal de los funcionarios ya fue confirmada por la Sala II de la Cámara Federal.

El juez Villena destacó en su resolución que "el Estado tiene la obligación de proteger a las presuntas víctimas, a los testigos y a sus familiares de toda violencia, amenaza de violencia o cualquier otra forma de intimidación que pueda producirse relacionada con la investigación". La cita de la resolución judicial se corresponde con el Protocolo de Estambul, el Manual para la Investigación y documentación eficaces de la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

La medida, precisó el juez en esa línea, se dispuso "a los fines de salvaguardar la salud psicofísica de los individuos que se hallan privados de su libertad, quienes se encuentran en una evidente situación de vulnerabilidad y no pueden ser expuestos a hechos de esa naturaleza".

Tal como lo habían solicitado los fiscales, la prohibición de contacto con familiares y detenidos no implica la afectación de las "situaciones laborales y/o ingresos salariales" de los cuatro agentes.