20 de febrero de 2024
20 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino la fiscal Mónica Spagnuolo
San Luis: condenaron a ocho y doce años de prisión a tres policías provinciales por abusar sexualmente de una mujer detenida
La víctima había sido encarcelada en una seccional de la Policía provincial por el delito de hacer circular moneda falsa. En ese contexto, fue abusada con acceso carnal por el jefe de servicio, quien contó con el apoyo de otros dos agentes.

El Tribunal Oral Federal de San Luis condenó este martes a penas de entre ocho y doce años de prisión a tres policías provinciales por el abuso sexual de una mujer que se encontraba detenida. La víctima había sido encarcelada por el delito de hacer circular moneda falsa, y fue atacada sexualmente por parte del jefe de servicio de la Comisaria de la localidad de Villa de la Quebrada, Juan Carlos Ariel Funez, quien contó con el apoyo de otros dos agentes, Daniel Oscar Chacón y Cristian Roberto Quiroga. En el debate intervino la Fiscalía ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de San Luis, a cargo de Mónica Spagnuolo.

En este juicio el tribunal estuvo presidido por Gretel Diamante e integrado por María Carolina Pereira, Hugo Carlos Echegaray. Las juezas y el juez condenaron a Funez a doce años de prisión por considerarlo autor de abuso sexual con acceso carnal calificado por haberse cometido por más de dos personas y por personal perteneciente a las fuerzas policiales en ocasión de sus funciones, mientras que para Chacón y Quiroga las penas fueron de ocho años de prisión por considerarlos partícipes necesarios del mismo delito. Los fundamentos de la sentencia se conocerán el martes 14 de este mes.

El caso

Con motivo de una denuncia, la mujer fue detenida el 21 de abril de 2019 en las dependencias de la Comisaria de la Localidad de Villa de la Quebrada, San Luis, hecho que dio lugar a la formación de la correspondiente causa penal y en la que fue procesada como autora del delito de poner en circulación moneda falsa y defraudación, previsto por el artículo 282 del Código Penal, en concurso ideal con delito de estafa, reprimido por el artículo 172 del mismo Código.

En el marco de una ampliación de su declaración indagatoria posterior al dictado de su procesamiento, la mujer denunció haber sido víctima de un abuso sexual mientras estuvo detenida en la comisaría hasta que fue retirada de allí por la Policía Federal Argentina. Esta denuncia dio lugar a una nueva investigación en la que se imputó a los policías. El oficial principal de la comisaría fue acusado en grado de autor y dos auxiliares como partícipes necesarios del delito de abuso sexual de una persona mediando violencia, amenaza y abuso coactivo de una relación de poder, con acceso carnal vía vaginal.

El tribunal calificó los hechos como abuso sexual con acceso carnal agravado por haberse cometido por más de dos personas y por personal perteneciente a las fuerzas policiales en ocasión de sus funciones.

De acuerdo a su declaración, el 21 de abril de 2019, en su calidad de detenida, la mujer había sido trasladada a un hospital provincial, ubicado en la Ciudad de la Punta, para la realización de un examen médico de protocolo. Explicó que, al regresar, fue abordada por el oficial principal y jefe de servicio de la dependencia policial al momento de los hechos, que asumió directamente su custodia personal, y le informó a dos mujeres policías presentes que él seguiría con el caso.

Según se describió en el procesamiento a los imputados, el oficial principal tomó del brazo a la mujer y la condujo a una habitación en la que había un escritorio y un armario, donde la sometió sexualmente, aprisionándola primero fuertemente contra la pared, de espaldas, golpeándola y profiriéndole amenazas, momento en que el imputado metió sus manos por debajo de las ropas de la denunciante y le sacó el corpiño, a la vez que tiraba hacia arriba de su bombacha. Con la denunciante en el piso, dos auxiliares ingresaron a la habitación para alentar al abusador, que continuó desplegando violencia física sobre la mujer, rompió su ropa y la penetró por la fuerza. La víctima forcejeó hasta que logró tomar el cinturón en donde su agresor portaba el arma reglamentaria, hecho que derivó en que el policía la volviese a golpear.

La pieza judicial dio cuenta que en ese momento volvieron a ingresar los otros dos imputados, uno de los cuales intentó tocarla, y trasladaron a la víctima descalza y sin remera a una suerte de celda ubicada en dependencias externas de la comisaría. Allí, la víctima fue dejada sola hasta que uno de los auxiliares le trajo su remera y su calzado. Poco después -se indicó- regresó su agresor, quien volvió a someterla sexualmente. La mujer luego fue trasladada a otra habitación, donde se encontró de nuevo con su agresor, quien siguió amenazándola. Mientras la víctima se encontraba en el piso llorando, ingresó una mujer policía, que quedó parada inmóvil, ante lo cual el agresor dijo que se trataba de "un caso federal", y luego procedió a entregarla a los efectivos de la Policía Federal Argentina que arribaron para hacerse cargo de la detenida, dado que la imputación se daba en el marco de una causa de trámite ante el fuero federal.

Luego de solicitar la elevación a juicio de los tres policías imputados el 1° de diciembre de 2021, el 13 de ese mismo mes el fiscal federal subrogante Cristian Rachid resolvió prescindir parcialmente del ejercicio de la acción penal con relación a los hechos ilícitos vinculados respecto de la víctima con el expendio de moneda falsa y defraudación. En virtud de ello, el juez federal subrogante, Raúl Alberto Fourcade, resolvió el 1 de febrero de 2022 declarar extinguida la acción pública específicamente respecto de la imputada.