22 de octubre de 2017
22 de octubre de 2017 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En el marco de la XXI Reunión Especializada de Ministerios Públicos del Mercosur
Procuradores y fiscales generales expresaron la necesidad de profundizar la cooperación en materia de corrupción
Los representantes de las distintas delegaciones coincidieron en que la persecución eficaz de la criminalidad compleja transnacional requiere de un accionar conjunto y coordinado de los ministerios públicos de la región. Asimismo, manifestaron la necesidad de profundizar el proceso de verdad y justicia y su “firme repudio” a cualquier intento de retroceso.

Los procuradores y fiscales generales que participan de la XXI Reunión Especializada de Ministerios Públicos del Mercosur destacaron que la única forma de perseguir de manera eficaz los hechos de corrupción es con “Ministerios Públicos fuertes, autónomos e independientes, en el marco de un sistema acusatorio y dotados del os recursos necesarios para cumplir adecuadamente sus funciones”, según se desprende de la declaración firmada hoy por los representantes de las distintas delegaciones que se dieron cita por la mañana en la sede de la Procuración General de la Nación, anfitriona de esta edición.

Asimismo, manifestaron que este tipo de fenómenos delictivos, en especial cuando forman parte de la criminalidad económica compleja, deben ser enfrentados “de manera conjunta y coordinada por los Ministerios Públicos que son los que tienen un rol fundamental en su investigación y persecución” y que dicha necesidad de trabajo “se acentúa cuando esa criminalidad compleja presenta características transnacionales”.

Al respecto, durante su intervención en el panel que abordó la “Corrupción: La importancia de los Ministerios Públicos en su persecución e investigación”, el procurador general de la República Federativa de Brasil, Rodrigo Janot Monteiro de Barros, realizó una defensa de la integración regional y de la implementación de mecanismos “más ágiles y para una aproximación directa y fluida entre los Ministerios Públicos”.

“Nuestra unión es el único camino para enfrentarnos a ese cuadro sombrío de corrupción que tomó estado público en la mayoría de nuestros Estados”, dijo al referirse a la investigación por el caso Lava Jato-Odebrecht.

Por su parte, la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, subrayó la importancia de los ministerios públicos en la región y anticipó que durante el plenario se le dará continuidad “al trabaja iniciado en febrero de este año en Brasil”, donde la mayoría de los ministerios públicos que participan hoy del encuentro firmaron la Declaración de Brasilia sobre Cooperación Jurídica Internacional contra la Corrupción. "La experiencia del ministerio público brasileño debe ser el punto de partida desde el cual podamos el resto de los ministerios públicos de la región perseguir este fenómeno delictual y lograr la reparación de sus víctimas”, concluyó.

En tanto, el director de Asuntos Internacionales del Ministerio Público de Ecuador, Germán Vicente Espinoza Cuenca, explicó: “Lo que hemos tratado estos días es la necesidad de trabajar de manera conjunta porque al fin y al cabo la consecuencia más grave de que no aunemos esfuerzos para combartir las cadenas de crímenes internacionales -muchos de ellos tienen que ver con delitos de corrupción y delitos contra la administración pública- es un fuerte debilitameinto de nuestras instituciones democráticas”.

Lesa Humanidad

Durante el plenario realizado hoy por la mañana, lo procuradores y fiscales generales de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia, Chile y Ecuador reiteraron su compromiso con la promoción de la actuación de la justicia y la reparación integral a las víctimas, así como la necesidad de “profundizar el proceso de verdad y justicia en la región y su firme repudio a cualquier intento retroceso”. Asimismo, ratificaron la voluntad de fortalecer el ámbito de la REMPM como “una instancia de cooperación regional para la prevención, investigación y persecución de delitos de lesa humanidad”.

Violencia contra las Mujeres

Los representantes de las distintas delegaciones expresaron su convicción de que la violencia de género y su expresión más extrema –los femicidios/feminicidios- constituyen “una violación a los derechos humanos y a las libertades fundamentales que afecta gravemente a las mujeres de toda la región, independientemente de su clase, etnia, edad o religión”, al tiempo que reafirmaron el compromiso de investigar este tipo de hechos bajo los estándares de debida diligencia reforzada que rigen en el ámbito del derecho internacional, “de manera exhaustiva, eficaz, seria y objetiva”.