03 de julio de 2022
03 de julio de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El ex fiscal de la causa amplió su indagatoria
AMIA: Eamon Mullen sostuvo que “la pista policial no fue un invento”
Apuntó contra el ex comisario Juan José Ribelli: “Estoy convencido que fue la conexión local del atentado”, aseguró. Además, consideró que fue “disfuncional al supuesto plan” para involucrar a los ex integrantes de la Policía de la provincia de Buenos Aires con el ataque terrorista de 1994.

El juicio por el encubrimiento y desviación de la investigación del atentado a la AMIA se reanudó hoy, con la ampliación de la declaración indagatoria de uno de los ex fiscales de la causa Eamon Mullen. Ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2, intervinieron los cotitulares de la Unidad Fiscal AMIA, Sabrina Namer y Roberto Salum, junto al fiscal ad-hoc Miguel Yivoff.

El ex fiscal -quien declaró por primera vez en el debate hace poco más de un año- aseguró que “la pista policial no fue un invento” y que no pidieron la detención del comisario Juan José Ribelli hasta que “apareció la prueba”. Respecto a ello, ejemplificó con que en el requerimiento de instrucción de octubre de 1995 -de la causa conocida como “Brigadas”, en la que comenzó a investigarse la pista policial- “jamás nombramos a Ribelli”, sino que ocurrió cuando fue “surgiendo más prueba, objetiva y contundente”.

En ese sentido, respecto de la privación ilegítima de la libertad de los integrantes de la Policía de la Provincia de Buenos Aires -en calidad de partícipes- por la que llegaron acusados al juicio, hizo un repaso de los elementos que consideró relevantes para pedir las detenciones. Por ejemplo, que la policía bonaerense, a pocos días de cometido el atentado, “estaba preocupada por lo que pudieran decir Telleldín y su mujer -Ana Boragni-“.

En un tramo de su exposición, refirió que el video que registró la conversación entre el reducidor de autos y el juez federal Juan José Galeano “muestra lo endeble de la hipótesis” del plan que se le endilga haber formado parte, es decir, que Telleldín introduzca una pista falsa a cambio del pago de 400 mil dólares para detener y condenar a los policías. “Fuimos disfuncionales a ese supuesto plan”, indicó respecto de la actuación junto a su colega José Barbaccia.. Y aseguró que “no existe la más mínima prueba de los delitos que se nos imputan”.

Por otra parte, apuntó nuevamente contra Ribelli -que es querellante en este debate y representa a sus ex compañeros de brigadas- al sostener que “sigue sin poder probar cómo percibió más de dos millones de dólares una semana antes del atentado”. “Estoy convencido que fue la conexión local del atentado”, completó. También criticó a los ex agentes Bareiro y Barreda, al entender que “los policías vinieron a mentir a este juicio”. Además, manifestó que ambos pasaron a trabajar en la oficina de Contrainteligencia de la SIDE que encabezaba Antonio Stiuso, la que, según el ex fiscal, tuvo en su poder las copias de “66 cassettes que contenían los diálogos entre los policías y Telleldín para que se entregue” y que habrían sido “regrabadas”.

El debate oral y público, que se realiza en la sala AMIA de los tribunales de Comodoro Py 2002, continuará el lunes próximo. Para esa jornada fue convocada como testigo la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien siendo legisladora integró la Comisión Bicameral para el seguimiento de los Atentados a la Embajada de Israel y Amia.