24 de septiembre de 2021
24 de septiembre de 2021 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El juez Rodolfo Canicoba Corral declaró la extinción de la acción penal
AMIA: se acreditó judicialmente la muerte del ex presidente de Irán imputado por el atentado
El fallecimiento de Alí Akbar Hashemi Bahramaie Rafsanjani fue comunicado oficialmente mediante dos notas del Consejo de Discernimiento de la República Islámica de Irán a la Embajada Argentina. Se le imputaba su participación en la propuesta y aprobación del ataque durante su presidencia, por lo que tenía pedido de captura desde 2006.

El titular del Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N°6, Rodolfo Canicoba Corral, declaró extinguida la acción penal por muerte respecto del ex presidente de la República Islámica de Irán Alí Akbar Hashemi Bahramaie Rafsanjani, a quien se le imputaba haber participado en la elaboración y aprobación de la propuesta de atentar contra el edificio de la sede de la AMIA, concretado el 18 de julio de 1994 con la muerte de 85 personas.

El deceso había sido informado por la prensa nacional y extranjera y comunicado oficialmente mediante dos notas del Consejo de Discernimiento de esa nación a la Embajada Argentina en Irán. Los fiscales de la Unidad Fiscal AMIA Roberto Salum, Leonardo Filippini y Santiago Eyherabide presentaron al juez la información recabada por la Cancillería argentina sobre el deceso.

Sobre el clérigo -que se desempeñó como primer mandatario entre 1989 y 1997 y falleció a principios de este año- pesaba un llamado a prestar declaración indagatoria desde noviembre de 2006 y se había solicitado su captura nacional e internacional. La hipótesis acusatoria señalaba su participación, como presidente, en la elaboración de la propuesta de cometer el ataque contra el edificio de Pasteur 633, llevada a cabo en el seno de la Oficina de Inteligencia que encabezaba, como así también su injerencia en la aprobación final que se adoptó en el Consejo Supremo de Seguridad.

A mediados de mayo, el magistrado había verificado también el fallecimiento de Imad Fayez Moughnieh ante un requerimiento de los fiscales sobre la base de los elementos reunidos en el proceso que permitían acreditar su deceso en 2008, en la ciudad de Damasco, República Árabe Siria. Moughnieh se encontraba imputado de haber formado parte del grupo que tuvo a cargo la ejecución del ataque a la sede de la mutual judía, en su condición de Jefe de Seguridad Especial y líder de la organización Hezbollah. La justicia también había ordenado en 2006 su captura internacional con el objeto de recibirle declaración indagatoria.