03 de diciembre de 2021
03 de diciembre de 2021 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Habían sido halladas por el Grupo Especial de Relevamiento y Análisis Documental de la Unidad Fiscal
UFI-AMIA: el informe final de Gendarmería sobre las esquirlas extraídas de varios cuerpos refuerza la hipótesis del empleo de una camioneta en el atentado
El informe final del peritaje realizado por Gendarmería Nacional sobre las esquirlas extraídas del cuerpo de varias víctimas del atentado y encontradas en la División de Laboratorio Químico de la Policía Federal Argentina ratificó las conclusiones del adelanto difundido en diciembre de 2016. La fuerza federal confirmó también que otras seis muestras, además de las ya informadas, se corresponden con los restos recogidos en la escena del hecho y que la composición de su recubrimiento coincide con el proceso de protección de carrocerías empleado por Renault Argentina entre los años 1987 y 1989.

El 25 de enero pasado, la UFI-AMIA recibió el informe final del peritaje que la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses de Gendarmería Nacional realizó sobre el conjunto de restos metálicos extraídos de los cuerpos de las personas fallecidas en el atentado y cuyas conclusiones parciales fueron difundidas en diciembre de 2016. Las esquirlas permanecieron por más de 22 años en la División de Laboratorio Químico de la Policía Federal Argentina en 14 bolsas identificadas en su conjunto como “MAT REMANENTE PER 6730/94 (ESQUIRLAS)”. Fue un hallazgo del Grupo Especial de Relevamiento y Análisis Documental de la UFI AMIA (GERAD) entre la información desclasificada en 2015 el que condujo, en definitiva, al examen actual del material dirigido. El GERAD detectó un video de las autopsias practicadas sobre las víctimas que documentaba el trabajo de los profesionales del Cuerpo Médico Forense y la extracción de esquirlas metálicas de varios cuerpos para que el laboratorio policial analizara si pertenecían al artefacto explosivo.

Las constancias de la causa revelaron que este examen no se había concretado completamente y que no existía constancia de lo sucedido con estos materiales. A raíz de ello, los fiscales ordenaron una exhaustiva revisión de los materiales del laboratorio policial que culminó con el hallazgo de las esquirlas. Luego de proveer al adecuado resguardo del material, la UFI AMIA ordenó a la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses de Gendarmería Nacional un amplio peritaje, puntualmente, determinando si las piezas metálicas pertenecían a un vehículo automotor y, en caso, a una Renault Trafic fabricada entre marzo de 1987 y octubre de 1989, color blanco chapelco. A tal fin se dispuso el cotejo de los elementos con los restos de camioneta secuestrados en el lugar y que habían sido examinados por la misma fuerza en el 2002 –informe 25.655-.

El 13 de diciembre de 2016, GN envió a esta Unidad Fiscal un adelanto de las tareas desarrolladas, sobre el que ya se informó. El pasado 25 de enero de 2017 GN presentó su informe final –informe 83.452- corroborando las conclusiones oportunamente adelantadas a la Unidad e identificando incluso más esquirlas con compatibilidades de interés, además de las identificadas ya en diciembre. Las muestras fueron sometidas a un microscopia infrarroja FTIR y microscopia electrónica de barrido con espectrometría de dispersión de rayos x (SEM-EDX). Tras aplicar estas técnicas, los peritos arribaron a las siguientes conclusiones:

(i) Parte de las esquirlas se encuentran constituidas por hierro. Una fracción de este conjunto presenta un recubrimiento primario compuesto de fósforo, manganeso y zinc que concuerda con el exhibido por los fragmentos metálicos analizados en el peritaje realizado por Gendarmería en el año 2002.

(ii) En algunas de estas muestras no sólo se detectaron residuos de recubrimiento primario, sino también residuos microscópicos de polímero de tipo acrílico, que presentaron señales infrarrojas coincidentes con aquellas obtenidas en el peritaje anterior.

(iii) Tanto el recubrimiento primario basado en los elementos fósforo, manganeso y zinc, como el recubrimiento externo de base acrílica, son coincidentes con el proceso de protección de carrocerías empleado por Renault Argentina entre los años 1987 y 1989.

En forma paralela, la UFI AMIA realizó un trabajo focalizado en la revisión y reconstrucción del momento mismo del atentado a fin de ponderar, en confronte con las actuaciones, el valor y rinde de la novedad pericial sobre las esquirlas. Para ello, se convocó a personas directamente afectadas por el atentado –entre ellas, algunas que nunca habían sido convocadas-, se examinó la posible ubicación de cada víctima y sobreviviente al momento del ataque, las circunstancias conocidas de cada deceso y las constancias médicas relativas a la extracción de las esquirlas y se reconstruyó el recorrido de los cuerpos desde el lugar del hecho hasta el centro pericial, entre muchos otros aspectos. Este trabajo permitió corroborar que las esquirlas fueron recuperadas del cuerpo de víctimas que se encontraban en posiciones próximas al lugar identificado como el foco de la explosión.

El peritaje constituye una contribución inédita a la investigación y contribuye a respaldar científicamente la hipótesis de la utilización de una camioneta Trafic. No obstante la unidad, continúa trabajando para fortalecer la acusación, ubicar, sistematizar y procesar materiales de interés para la investigación y acceder a la información sobre el atentado y su encubrimiento que se encuentra en poder otras agencias estatales e incluso de otros Estados que sigue afectada por alguna clasificación de seguridad.

Reuniones de trabajo

En otro orden de acciones, los fiscales mantuvieron la semana pasada reuniones de trabajo con funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación y de la Cancillería en torno a la renovación de las notificaciones de INTERPOL vigentes y de la sistematización de información. Por un lado, en un encuentro convocado por la Sra. Ministra de Seguridad de la Nación, Dra. Patricia Bullrich se analizó la situación de los pedidos de captura a la luz de las recientes modificaciones a las reglas de INTERPOL vinculadas al tratamiento de datos, con al participación del Jefe de la Policía Federal Argentina Néstor Roncaglia, el Secretario de Relaciones Exteriores Pedro Villagra Delgado y el Representante Especial para Asuntos de Derechos Humanos en el Ámbito Internacional, Leandro Despouy, entre otros funcionarios de INTERPOL y del ministerio. En una reunión de trabajo separada con el ministro Jorge Agustín Molina Arambarri y personal de la Cancillería se avanzó en el pedido de digitalización de los cables diplomáticos agregados a la causa. Los fiscales, además, reiteraron la solicitud para desclasificar ese material y todo otros de interés de la competencia de esa cartera.