30 de enero de 2023
30 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Villa 15: Articulación con el Servicio de Conciliación Previa de las Relaciones de Consumo
Tras un acuerdo conciliatorio, una concesionaria de automóviles devolverá a una mujer el dinero que había pagado en un Plan de Ahorro
La Dirección Nacional de Defensa del Consumidor homologó un acuerdo entre partes, alcanzado en el marco del Sistema de Conciliación Previa de las Relaciones de Consumo, tras verificarse que la damnificada había sido engañada en su buena fe por una empresa que se dedica a la venta de automóviles. La mujer había denunciado las circunstancias del hecho en el ATAJO de la villa 15.

La Dirección Nacional de Defensa del Consumidor, dependiente del Ministerio de Producción de la Nación, arbitró los términos de un acuerdo conciliatorio, en virtud del cual le serán devueltos $ 18.000 en efectivo a una mujer que había denunciado en la sede de ATAJO de la villa 15, haber sido engañada en su buena fe por una empresa de venta de automóviles Fiat, ubicada en la avenida Eva Perón al 4400 de la CABA. La maniobra tenía el fin de que la mujer aceptara el ingreso a un Plan de Ahorro, aunque bajo condiciones muy diferentes de las que le habían promocionado los vendedores.

A la solución se arribó luego de que la Dirección general de Acceso a la Justicia derivara al Servicio de Conciliación Previa en las Relaciones de Consumo el acta con el detalle de los hechos tal como fueron narrados por la damnificada. En razón de esa derivación, que da cuenta de la situación de vulnerabilidad de la interesada, el área dependiente del Poder Ejecutivo puso a disposición del caso una letrada patrocinante experta en situaciones similares, que asistió a la perjudicada durante todo el proceso conciliatorio.

Los hechos

Según denunció la mujer, de 35 años, nacida en la ciudad de La Paz, capital de la República Plurinacional de Bolivia, y domiciliada en el barrio porteño de Mataderos, en abril de 2016 se había inscripto en un sorteo cuyo premio consistía en la entrega de un automóvil cero kilómetro de la marca Fiat.

A los pocos días de haberse anotado, recibió una notificación que le informaba que había resultado ganadora del juego de azar, para lo cual debía presentarse en la concesionaria. Una vez en el local comercial, sus empleados precisaron que el sorteo se había realizado en la Televisión Pública y le mostraron folletos de un paquete de viaje de cuatro días, con todos sus gastos pagos, pero que el auto debía ser adquirido en cómodas cuotas fijas.

“Me dijeron que la cuota sería fija, y que cuando nosotros quisiéramos podíamos salir del plan y que nos devolverían el dinero, como un plan de ahorro. El vendedor nos aseguró eso, y nos dijo que confiáramos en él que lo que él decía era lo que estaba en el contrato”, detalló la mujer.

Sin embargo, “cuando pagamos la primera cuota era más de lo que nos habían dicho, y nos mencionaron que todos los meses subiría, así que fuimos a la concesionaria a solicitar darnos de baja, que no nos importaba perder el dinero pero que no queríamos seguir con el plan”.

No obstante, la decisión de dejar de pagar las cuotas no resultó suficiente. “En esa ocasión nos amenazaron diciéndonos que debíamos pagar por lo menos las primeras cuatro cuotas, porque si no nos iniciarían un proceso judicial y perderíamos todas nuestras cosas. Es por eso que pagamos las primeras cuatro cuotas y cuando terminamos fuimos nuevamente a darnos de baja y nos dijeron que vayamos a la central, en avenida Eva Perón 4478”, señaló.

Una vez en el lugar, “una mujer nos dijo que el dinero se nos devolvería en siete años, cuando terminara el grupo, y a nosotros nos habían dicho que se nos devolvía en el momento si nos salíamos del grupo”.

La empresa, además, se negó a entregarle a la mujer una copia del contrato suscripto. “Como le insistí me dieron una copia del contrato de otra persona, pero yo le dije que yo quería el mío, y me dijeron que no, que ahí decía lo mismo, y se negaron a darme una copia”.

Al momento de realizar su exposición ante la sede de ATAJO, la mujer llevaba pagados 17 mil pesos, que tras el acuerdo alcanzado en sede del organismo del Poder Ejecutivo nacional le serán devueltos en su totalidad. Según señalaron los especialistas en derechos del consumidor que integran el equipo jurídico de ATAJO, la Dirección de Acceso a la Justicia detectó varios  casos análogos, en los que se repite la convocatoria engañosa, violatoria del deber de información y el principio de buena fe, consistente en comunicar a consumidores vulnerables que han ganado un “premio” (en general un viaje), y luego les condicionan la entrega del mismo a la suscripción de un plan de ahorro, lo que configuraría una clara infracción a la ley de defensa del consumidor.