08 de febrero de 2023
08 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Una investigación de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos
La Procelac denunció el contrabando de restos fósiles de un yacimiento de Santa Cruz
El área de Delitos Tributarios y Contrabando trabajó en la investigación que derivó en una presentación por el contrabando de especies vegetales fósiles del período Jurásico Medio-Superior, que fueron exhibidas y presuntamente comercializados por una empresa alemana en una feria internacional en Estados Unidos.

El fiscal general a cargo de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), Carlos Gonella, denunció ante la Justicia Nacional en lo Penal Económico a una empresa de origen alemán por la presunta comisión del delito de contrabando de piezas fósiles paleontológicas que fueron exhibidas en febrero en una feria desarrollada en Tucson, Arizona, Estados Unidos.

La presentación es el resultado de una investigación preliminar realizada por el Área Operativa de Delitos Tributarios y Contrabando de la Procelac, a cargo de Juan Pedro Zoni, que reunió documentación respecto de la maniobra ilegal que involucra a un ciudadano alemán y a la firma Nord Fossils, de aquél país europeo.

Las acciones que dieron lugar a la denuncia penal fueron comprobadas gracias a medidas de prueba promovidas por la Procuraduría. La Policía Internacional (Interpol) con sede en Washington remitió dos informes que dan cuenta de que Nord Fossils se econtraba registrada en un stand del Show Internacional de Gemas, Minerales y Fósiles, que se desarrolló en Tucson entre el 30 de enero y el 17 de febrero de este año, y acompañó fotografías de fósiles de origen argentino exhibidos durante la actividad.

Según el Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”, son las especies araucaria mirabilis (Spegazzini) y pararaucaria patagónica Wieland, ambas correspondientes al período Jurásico Medio-Superior de la provincia de Santa Cruz.

Paralelamente, la Procelac pudo constatar través del museo que "se trata de bienes culturales que forman parte del Patrimonio Paleontológico de la República Argentina", y que "habrían sido extraídos en forma ilegal del país, desde que su exportación no fue autorizada por aquél organismo ni por ninguna autoridad local competente para emitir una licencia de exportación que los comprendiera o que estuviera otorgada en favor del supuesto exhibidor", Nord Fossils, de Alemania.

Además, corroboró que el ciudadano alemán vinculado a la empresa tuvo ingresos y egresos recientes de nuestro país.

Con esos elementos, la Procelac formuló la presentación, dado que "ya puede tenerse por válidamente acreditada la posible comisión del delito de contrabando", y porque "una eventual demora en judicializar el caso podría aumentar el riesgo de que se pierda o destruya prueba indispensable", indicó el coordinador Zoni en el escrito presentado ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico, que deberá sortear el juzgado interviniente.

Junto a la denuncia, la Procuraduría sugirió una importante cantidad de medidas de pruebas para avanzar con la investigación.

Un largo recorrido

La pesquisa sobre estos hechos se remonta al año pasado, cuando el Museo Argentino de Ciencias Naturales recibió una denuncia -que comunicó a la Procelac- que daba cuenta de que en la feria de Arizona de febrero de 2013 "se presentará para su comercialización una extraordinaria colección de fósiles extraídos de la Patagonia Argentina", que "toda la exhibición en venta proviene de una reciente excavación realizada en la Provincia de Santa Cruz”,y que “el nombre del exhibidor es Nord Fossils de Alemania”.

Con esa denuncia, el Área de la Procelac a cargo de Zoni dio inicio a una investigación preliminar que llegó a constatar que no se había emitido ninguna licencia de exportación de ese tipo de material y comenzó investigaciones sobre la identidad de los socios y responsables de la firma Nord Fossils a través de la Sección Centro Nacional de Protección del Patrimonio Cultural del Departamento Interpol de la Policía Federal Argentina.

En este contexto, la Policía Federal requirió a Interpol Washington la realización de diversas medidas probatorias que se demoraron casi un año y que fueron concretadas recién en la siguiente edición de la feria, en febrero de este año.

Para ese entonces, la Procelac había cerrado la investigación porque no había podido probar los elementos de la denuncia. Pero gracias a la nueva información, decidió reabrirla, aunque -indicó- "se desconoce si los hechos ilícitos recientemente denunciados por la Interpol se tratan de los mismos hechos que originariamente motivaron el inicio de la investigación preliminar".

No obstante, indicó la Procuraduría, "la similitud de los extremos relatados en cuanto concierne al objeto del delito (restos paleontológicos provenientes de la Patagonia Argentina), su ilícita extracción del país, y su exhibición en la feria anual Arizona Mineral & Fossil Show de los Estados Unidos de América por parte de la misma empresa (Nord Fossils de Alemania), justificó la reapertura de este mismo legajo".