12 de julio de 2024
12 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Organizadas por las universidades nacionales de Córdoba y de Tres de Febrero
Gonella disertó las Jornadas Interdisciplinarias Regionales de Pensamiento Crítico Latinoamericano”
El fiscal general a cargo de la Procuraduría de Criminalidad Económica (Procelac), Carlos Gonella, participó el viernes pasado de las “Jornadas Interdisciplinarias Regionales de Pensamiento Crítico Latinoamericano”, organizadas por la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y la Universidad Nacional de Tres de Febrero.

Durante su participación en el panel “Economía y Justicia: los desafíos del contexto actual latinoamericano”, el fiscal general expuso sobre la contribución del Ministerio Público Fiscal en defensa de la soberanía económica en el actual escenario latinoamericano. Al respecto, destacó los cambios llevados a cabo en los últimos diez años que permitieron invertir el esquema instaurado con el neoliberalismo “en el que el capitalismo financiero sometió a la ratio política”.

“Esto se tradujo en un dinámico avance del control estatal sobre distintas áreas, fundamentalmente la economía. Así, se dictaron normas como la Carta Orgánica del Banco Central y la ley del Mercado de Capitales. En este contexto se inserta el Ministerio Público Fiscal de la Nación cuya función constitucional consiste en defender la legalidad y los intereses generales de la sociedad promoviendo el accionar de la Justicia. La PROCELAC encarna la estrategia del Ministerio Público Fiscal, que bajo esa función, dirige sus esfuerzos a combatir la criminalidad económica y financiera”, señaló.

En este sentido, Gonella hizo un repaso de los avances en relación al cumplimiento de las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) para combatir el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo, lo que llevó a que el Argentina fuera excluida en octubre pasado de la denominada “lista gris” de países que registran déficit en la materia y que en función de ello son sometidos a auditorías periódicas. “Esto no se dio de un día para el otro, sino que fue el resultado de un proceso de cuatro años de mucho trabajo y de reformas estructurales a nivel normativo e institucional, acompañadas de un fuerte compromiso de los organismos públicos reguladores como el Banco Central, la Comisión Nacional de Valores, la Superintendencia de Seguros de la Nación, la AFIP y de la Unidad de Información Financiera (UIF)”, indicó.

Entre los conferencistas que participaron en los distintos paneles estuvieron: el viceministro de Economía Emmanuel; Álvarez Agis; el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda; el ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi; el secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional, Ricardo Forster, y la decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación social de la Universidad Nacional de La Plata, Florencia Saintout, entre otros. Las jornadas, tituladas “América en diálogo: las disciplinas de conocimiento en el proceso de integración sudamericano”, se llevaron a cabo el 20, 21 y 22 de agosto en el Pabellón Argentina de la Ciudad Universitaria de la Universidad Nacional de Córdoba.

A la hora de enumerar los objetivos de la Procelac, Gonella destacó la necesidad de elevar los bajísimos niveles de juzgamiento de la criminalidad económica, situación que atribuyó –principal, pero no únicamente- a factores de índole cultural. “Más del 97 por ciento de las cárceles están pobladas de personas excluidas del sistema socioeconómico y cultural, de vulnerables, de autores de óperas toscas como dice Zaffaroni, porque no tienen mecanismos para evitar ser atrapados por el sistema. Sí lo tienen los poderosos, los empresarios evasores, que justamente no son vulnerables social, económica y culturalmente, porque logran evitar la persecución penal mediante su poder de lobby”, señaló el funcionario.

Frente al auditorio, Gonella ejemplificó que un empresario que organiza un determinado dispositivo para facilitar la fuga de divisas goza de tal percepción social que le permite no ser percibido como delincuente, gracias a su estatus social y la falta de víctimas individualizadas que padezcan su accionar, a diferencia de lo que sucede en otros casos de atentados con la libertad individual o la propiedad. “En cambio, las víctimas de las grandes maniobras de criminalidad económica somos todos, porque el empresario evasor priva al Estado de grandes sumas de dinero para que el Estado las pueda aplicar en políticas públicas: educación, salud, etcétera. El sistema judicial se ha preocupado y ocupado de criminalizar a los sectores vulnerables. Para un magistrado promedio -por supuesto que hay excepciones- resulta mucho más cómodo criminalizar a estos perfiles, porque está seguro de que no se lo van a facturar en términos sociales. En cambio, el poder fáctico, cuando se encuentra jaqueado, sí puede facturar incidiendo sobre el sistema, solventando campañas publicitarias. Desde la PROCELAC tratamos de revertir ese esquema, de hacer una distribución más equitativa e igualitaria de la violencia estatal que se ejerce desde el sistema penal”, agregó.

En cuanto a la estrategia abordada por la Procelac, indicó que un aspecto fundamental pasa por la identificación de los objetivos. “La lucha contra el dólar ilegal no empieza por criminalizar al arbolito, que es una persona vulnerable, muchas veces es extranjero, que está desarrollando esta actividad porque no le queda otra. Nuestro desafío está en subir de nivel y poder comprobar que las cuevas, en todo caso, son terminales de bancos. En las cuevas no solo se produce comercialización ilegal de divisas sino que también se lava dinero proveniente del narcotráfico, del secuestro, de la trata de personas y de la evasión”, enumeró.