08 de febrero de 2023
08 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El encuentro se realizó en Medellín, Colombia
Gonella participó de un taller internacional sobre lavado y financiamiento del terrorismo
El titular de la Procelac fue invitado por el Departamento de Justicia y la Embajada de Estados Unidos. Las jornadas se enfocaron en la cooperación y la coordinación internacional para el abordaje del financiamiento ilícito. El fiscal general expuso sobre el caso Carbón Blanco y la articulación con la Procunar.

El fiscal general a cargo de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) participó en la ciudad colombiana de Medellín del Taller Regional contra al Financiamiento de Actividades Terroristas y el Lavado de Dinero en América Latina. Invitado por el Departamento de Justicia y la Embajada de los Estados Unidos, Carlos Gonella expuso ante colegas, agentes de fuerzas de seguridad y funcionarios de unidades de información financiera de Brasil, Chile, Paraguay, Perú, Colombia, Panamá y EE.UU.

Junto a Gonella, integraron la delegación argentina la coordinadora de relaciones con la comunidad e interinstitucionales de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), Patricia Cisneros, y funcionarios y funcionarias de la Cancillería argentina, la Unidad de Información Financiera (UIF), Policía Federal y la Oficina Anticorrupción. El taller estuvo enfocado en el análisis regional del crimen organizado y las medidas de cooperación internacional para el abordaje. En ese contexto, la actividad contempló una jornada completa de trabajo para el intercambio de experiencias exitosas contra el lavado de activos de fuente ilícita.

El 7 de abril, Gonella expuso uno de los casos más importantes que tramitan en la Procelac en forma coordinada con la Procunar en materia de lavado narco: Carbón Blanco. En su presentación el fiscal general hizo foco en las medidas de cooperación internacional desarrolladas para el impulso del caso, tanto formales como informales, a partir de contactos con fiscales y agencias de investigaciones de EE.UU. para lograr la identificación de activos inmobiliarios adquiridos en la península de Florida por parte de la organización criminal.