03 de agosto de 2020
03 de agosto de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Nuevos materiales elaborados por la Procelac
Recomendaciones para consumidores de servicios financieros
El objetivo de estas nuevas herramientas de comunicación es colaborar con los talleres de trabajo en barrios y con los promotores de derechos sobre los puntos a tener en cuenta a la hora de tomar un préstamo o utilizar una tarjeta de crédito.

“Pedir un préstamo o comprar con tarjeta de crédito puede ser de gran ayuda, pero es importante estar alerta ante posibles situaciones de abuso económico y legal”. Así comienza uno de los nuevos materiales de comunicación y formación para consumidoras y consumidores de servicios financieros elaborados por el Área de Fraudes Económicos y Bancarios de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac). La cartilla para talleres de trabajo en barrios y la guía de formación para promotores de derechos, comunicadores, docentes y formadores de organizaciones sociales tiene la intencionalidad de facilitar el acceso a la información y la comunicación de derechos. Además, buscan alertar sobre los abusos económicos y legales que caracterizan el mercado de los créditos.

Según la publicación “Créditos para el consumo. Análisis del fenómeno socioeconómico y su impacto en los sectores populares”, también elaborado por la Procelac, “la usura se configura cuando se produce un aprovechamiento de las necesidades o de la inexperiencia de las personas al cobrarles desproporcionadas tasas de interés u obtener garantías extorsivas en el marco de un préstamo, lo cual está penado por la ley”. De acuerdo a los hallazgos de la investigación, las entidades financieras concentradas en los barrios de la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires, lejos de propiciar vínculos de integración social y de democratización en términos económicos, contribuyen a reproducir las desigualdades sociales dado que cobran tasas de interés más elevadas que las que ofrece el mercado formal, imponen condiciones abusivas y llegan a otorgar un trato indigno para las y los consumidores.

Luego del debate público en torno a los altos costos cobrados a las consumidoras y consumidores, el Banco Central estableció topes máximos para las tasas tanto de créditos, como de tarjetas de crédito y otras entidades inscriptas en el registro elaborado por la autoridad monetaria.

La relación desigual, en términos económicos y técnicos, así como la modalidad del contrato de adhesión, pueden dar lugar a situaciones arbitrarias entre las que se encuentran: la provisión de información engañosa, las cláusulas abusivas de contratación y situaciones de trato indigno personal o telefónico.

¿A qué se le debe prestar atención a la hora de gestionar un préstamo o consumir con una tarjeta de crédito?

No solamente hay que mirar la tasa de interés, también se debe prestar atención a los otros gastos como el seguro de vida, las comisiones y los gastos administrativos entre otros. La suma de la tasa de interés y todos los otros gastos, va a dar como resultado el Costo Financiero Total (CFT).

En muchas ocasiones, se exige la firma de uno o varios pagaré en blanco. No es recomendable firmar documentos que no tengan todos los campos y detalles especificados porque pueden ser completados posteriormente en perjuicio del consumidor.