04 de agosto de 2020
04 de agosto de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Se analizó el estado de situación y el impacto de la pandemia en el servicio brindado
DOVIC encabezó un encuentro con las oficinas de Atención a Víctimas de Uruguay, Paraguay, Portugal, Ecuador y Chile
Por el MPF de Argentina participaron la titular del área Malena Derdoy, la secretaria ejecutiva María Teresa Bravo y Diego Solernó, que encabeza la Dirección General de Cooperación Regional e Internacional (DIGCRI).

La reunión tuvo por finalidad realizar un intercambio del estado de situación de cada país en cuanto a la pandemia por COVID-19 y el impacto que está teniendo en el servicio brindado por cada oficina. También se trabajó sobre las modificaciones que realizó cada una de ellas en sus procesos de trabajo. En especial, la implementación del  trabajo remoto, la digitalización de los legajos y de las comunicaciones, los cambios en la modalidad de  las entrevistas con víctimas que ahora se realizan de forma telefónica, por videollamada, ZOOM y otras plataformas digitales.

Se trata de las áreas que integran la comisión de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos (AIAMP), que desde hace varios meses se encuentra trabajando en el proyecto de actualización de las Guías de Santiago sobre protección de víctimas y testigos.

Asimismo, durante el encuentro se conversó sobre las redefiniciones de las entrevistas y acompañamientos, la realización de audiencias penales de manera remota, la efectivización de las medidas de protección para las víctimas y el incremento en las articulaciones con otros organismos  para dar respuesta a las necesidades alimentarias, de protección, acceso a la información y a la justicia de las víctimas.

También se intercambiaron algunas reflexiones sobre el impacto del aislamiento y la violencia de género, la disminución en el número de denuncias y las medidas tomadas por los MPF de cada país  y por sus respectivos poderes ejecutivos.

Finalmente, se trabajó sobre los protocolos de prevención implementados por los ministerios públicos de algunos países que ya superaron la etapa de aislamiento, como así también sobre los efectos causados por el aislamiento en las/os profesionales y personal administrativo que trabaja en cada oficina de atención a víctimas.