20 de septiembre de 2019
20 de septiembre de 2019 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El juicio por la represión policial en la Ciudad de Buenos Aires
19 y 20 de diciembre: en un careo, ex diputados y un funcionario mantuvieron sus discrepancias
Luis Zamora y José Roselli señalaron que el entonces subsecretario Lautaro García Batallán les informó que la decisión de mantener la Plaza de Mayo despejada se tomó en la Quinta Presidencial de Olivos. “Hubo intencionalidad política”, replicó sobre esas versiones el integrante de la Alianza.

“Estoy en desacuerdo”, “no estoy de acuerdo”, “hubo una mala interpretación”, “fue una reunión informativa”, “fue una reflexión política”, son algunas de las frases que cruzaron el ex diputado por Autodeterminación y Libertad Luis Zamora y el ex funcionario del gobierno de la Alianza Lautaro García Batallán en el careo realizado hoy en el juicio por la represión policial en la Ciudad de Buenos Aires durante el 19 y 20 de diciembre de 2001.

Los puntos determinados por el Tribunal Oral Federal N°6 para la puesta en común versaron sobre la supuesta presencia (o no) de micros estacionados detrás de la Casa Rosada y la reunión realizada (o no) en la Quinta de Olivos. La primera versión fue sostenida durante la etapa de instrucción y en el juicio por García Batallán y apuntaría a dar cuenta de manifestantes organizados. Sin embargo, Zamora sostuvo que cuando fue a reunirse con el entonces subsecretario de Relaciones Políticas del Ministerio del Interior no vio a ninguno. Las posiciones al respecto continuaron encontradas durante la audiencia.

La segunda cuestión abordada tuvo que ver con la afirmación del ex diputado acerca de que García Batallán le habría dicho que, durante esa mañana, se había celebrado una reunión en la Quinta Presidencial en la que se resolvió mantener despejada la Plaza de Mayo para poder negociar con el justicialismo. Esa versión también fue apuntada por el también ex diputado de Autodeterminación y Libertad José Roseli, quien participó de la segunda parte del careo y reafirmó sus dichos. “No informé de ninguna reunión, hubo una mala interpretación. No podía informar algo de lo que jamás supe la existencia”, aseguró García Batallán.  En otro tramo, deslizó que en esas afirmaciones hubo “intencionalidad política”.

Al igual que en la audiencia de la que participó como testigo a fines del año pasado, Zamora indicó que fueron a la Casa Rosada cuando se originaron incidentes en la Plaza de Mayo. Allí intentaron, sin lograrlo, ser recibidos por el presidente Fernando de la Rúa, el ministro del Interior Ramón Mestre y el ex secretario de Seguridad Enrique Mathov.

El aporte del perito Rodolfo Pregliasco

Tras los careos, fue el turno de declarar como testigo del físico Rodolfo Pregliasco, quien encabezó un estudio organizado de fotos, audios y videos de los sucesos del 20 de diciembre: 300 horas de material disperso se logró ordenar en un tiempo de visualización de 10 horas, sincronizadas de acuerdo al transcurso del día. El sistema permite la reproducción en forma de panóptico de hasta 15 imágenes en simultáneo. En horas de la tarde, las partes continuaban haciéndole preguntas al testigo, quien realizó más de 40 peritajes, entre ellos los casos de la Masacre de Trelew, de Miguel Bru, Teresa Rodríguez y Maximiliano Kosteki -Darío Santillán.