20 de julio de 2024
20 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Desalojo del Parque Indoamericano
Abraldes: “La metodología en el Indoamericano fue avanzar tirando con balas de plomo”
El fiscal sostuvo en su réplica ante la Sala I de la Cámara de Apelaciones que el operativo se realizó en tres escenarios principales en los que se desplegaron efectivos de las policías Metropolitana y Federal que causaron la muerte y múltiples heridas a distintos manifestantes.

Respaldado por un soporte multimedia producido especialmete, el responsable de la Fiscalía General N°3 ante la Cámara Nacional de Apelaciones y titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°24, Sandro Abraldes, junto a la fiscal ad-hoc Nuria De Ansó, presentó su réplica a las apelaciones introducidas por las defensas de los policías procesados por las muertes de Bernardo Salgueiro y Rossmary Chura Puña y las lesiones de Wilson Ramón Fernández Prieto, José Ronald Meruvia Guzmán, John Alejandro Dure Mora, Miguel Ángel Montoya y Juan Segundo Aráoz, ocurridas durante el desalojo del Parque Indoamericano, el 7 de diciembre de 2010.

La audiencia comenzó con las defensas de los oficiales de la Policía Metropolitana y la Policía Federal, quienes solicitaron a los jueces de la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones, Jorge Luis Rimondi y Luis María Bunge Campos, que dejasen sin efecto los procesamientos dictados por la titular del Juzgado de Instrucción N°47, Mónica Berdión de Crudo.

En líneas generarles, las defensas de los oficiales se agraviaron en que la resolución de la jueza carecía de motivación, no consideraba la existencia de armas “tumberas” en manos de los habitantes de la Villa 20 ni el escaso poder de fuego del armamento de la policía, que la presencia policial fue para aplacar los ánimos de los habitantes que pretendían cortar las vías del tren, ni que no hubo orden que prohibiera disparar ante los ataques de los vecinos.

A su turno, Abraldes se valió del material audiovisual para explicar que el desalojo del Parque Indoamericano comenzó, gracias a un operativo conjunto entre la Policía Metropolitana y la Policía Federal, a las 19:16 del 7 de diciembre, sin que se detectara un gran nivel de conflictividad. Sin embargo, aproximadamente 20 minutos después, Bernardo Salgueiro llegó muerto al Cesac N°3, como producto de un disparo durante los incidentes entre los vecinos de la Villa 20 y el personal policial en las inmediaciones del Puente de Escalada, en lo que las imágenes se designó como “Escenario 1”, y donde también fueron heridos Fernández Prieto, Duré Mora y Meruvia Guzmán. Asimismo, se establecieron otros dos espacios: el “Escenario 2”, arriba del mismo puente, pero entre las 19:43 y las 20:28, y el “Escenario 3”, ubicado en la Autopista Cámpora y Castañares, entre las 20:00 y las 21:00, donde murió Chura Puña y fueron heridos Araoz y Montoya.

En su réplica, el representante del Ministerio Público, consideró los testimonios que afirmaban que Salgueiro falleció luego del avance paralelo de los grupos comandados por los efectivos Ferrón y Castillo, y que los disparos coincidieron con el avance de las fuerzas, lo que quedó demostrado con la exhibición de un video donde se observa a un oficial disparando con una escopeta. Asimismo, respecto a los hechos del “Escenario 3”, el fiscal exhibió las imágenes en las que se ve el avance del Cuerpo de Infantería y el camión hidrante de la Policía Metropolitana, lo que los posiciona en el lugar donde fue asesinada Chura Puña y heridos Montoya y Aráoz.

Asimismo, durante su exposición el fiscal exhibió diversos gráficos para explicar la trayectoria de los disparos, en relación a cada víctima, al tiempo que también refirió a la utilización de cartuchos adulterados, comparando los resultados que produce un proyectil anti-tumulto y uno de propósito general, y consideró las distancias de disparo.

Abraldes también reprodujo los audios de las comunicaciones policiales, lo que evidenció que los jefes de las fuerzas sabían lo que ocurría en el interior del Parque Indoamericano y que se valieron de la semántica para ordenaron a sus subalternos no "reprimir" sino "reestablecer el orden". Asimismo, consideró que tampoco previeron la utilización de armas particulares de los policías ni cartuchos adulterados, o gases lacrimógenos no provistos por la fuerza.

El fiscal también consideró que el desalojo del Parque Indoamericano por parte de la Policía Metropolitana fue “el primer gran operativo desde la creación de la fuerza”, y que el accionar desplegado también se evidenció durante el desalojo de la Sala Alberdi, donde quedó claro que “es una metodología avanzar disparando con bala de plomo”, y que no hubo gradualidad en el accionar policial, sino que arremetió a los disparos contra los vecinos.

Concluyó que “la Policía está para proteger no para agredir, y cuando más vulnerable es la gente más debe proteger”, por lo que pidió a los jueces del tribunal de alzada que confirmaran el procesamiento apelado, por tratarse de un “fallo institucionalmente muy importante”.

El desalojo del Parque

Tras corroborarse la ocupación del Parque Indoamericano, la titular del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N°26, María Cristina Nazar, ordenó a los integrantes de la Policía Federal y de la Metropolitana el desalojo del espacio ubicado entre las avenidas Castañares, Escalada, Gral. Fernández de la Cruz y la Autopista 7, en el barrio de Lugano.

En el auto de procesamiento, la jueza Berdión de Crudo consideró probado que el personal policial ejerció “violencia conjunta contra las numerosas personas que corrían, desde el interior del Parque Indoamericano en dirección a la Villa 20, efectuando disparos con las armas largas tipo escopeta portaban utilizando cartuchos multiposta anti-tumulto adulterados mediante la sustitución previa de una o más de las postas de goma que los integran, por postas de plomo”, por lo que a consecuencia de los disparos, Bernardo Salgueiro falleció, mientras que Wilson Ramón Fernández Prieto, José Ronald Meruvia Guzmán y John Alejandro Dure Mora, resultaron heridos de gravedad.

Una hora después, entre las 20:00 y 21:00 un grupo de efectivos se trasladó a las inmediaciones de la Autopista N°7 y su intersección con la Avenida Castañares y abrió fuego contra los manifestantes causando la muerte de Rossmary Chura Puña e hiriendo a Miguel Ángel Montoya y Juan Segundo Araóz.

La investigación

Tras el pedido de Abraldes y De Ansó, la jueza dictó el procesamiento de los miembros de la Policía Metropolitana: superintendente (r) Miguel Ángel Ciancio, comisionado Mayor Ricardo Raúl Ferrón, Claudio Enrique Serrano; comisionados Alfredo Omar Córdoba, Alberto Bonifacio Ojeda, César Enrique Menardi; inspector Diego Castillo; inspectores Alejandro Fabián Benítez, subinspectores Mario Alejandro Barrionuevo, Hugo Zelmar Sánchez, Rubén Antonio Boonstra, Claudio Roberto Maeso, Víctor Germán Petraitis; Pablo Eugenio Crevecoueur, Leonardo Sebastián D’Loreto, oficiales mayores Sergio Horacio Iglesias, Juan Carlos Pili; Cergio Melitón Villagra, Christian Alfredo Rodríguez, Ricardo Andrés Picart, Daniel Héctor Oviedo, Hernán Carlos Giuliodori, Mirta Carina Salvo, Daniel Orlando Gutiérrez, Eduardo Dario Garralda, Roberto Eduardo Zunini , y Oficiales Osvaldo Mauricio Viollaz, Leonardo Salvador Pozos, Gustavo Antonio Carreño, José Luis Gómez.

Idéntica medida adoptó para el comisario Mayor Hugo Ernesto Lompizano, el comisario Inspector Juan Antonio Quinteros y el comisario Emilio Miragaya; y para los sargentos Carlos Alejandro Caruso, Mario Enrique Schefer, Aníbal Luis María Rondan, sargentos Primero Marcos Antonio Torrez Cejas; Oficial Hernán Víctor Rabluklak, Agente Miguel Leonardo Caci y cabos Primero Luis Daniel Fernández y Daniel Eduardo Fail, todos ellos de la Policía Federal Argentina.

Los procesamientos fueron recurridos por las defensas del personal policial ante la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, que ahora deberá resolver la cuestión.