08 de febrero de 2023
08 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El prostíbulo "Victoria Bar" funcionaba en el barrio porteño de Flores
Apelaron un fallo que remitía una causa de trata de personas a la justicia correccional
El fiscal Federico Delgado consideró prematura una decisión del juez federal Luis Rodriguez, quien había declarado la incompetencia del fuero federal para avanzar en la investigación.

El fiscal federal Federico Delgado apeló una resolución del juez Luis Rodriguez que declaró la incompetencia del fuero federal para tratar un caso donde se juzgan hechos que podrían encuadrarse en trata de personas con fines de explotación sexual. El magistrado había dispuesto que el expediente sea remitido al fuero correccional por considerar que en el caso no existe "un delito que amerite la intervención de este fuero de excepción".

Entre mayo y junio de este año, se determinó que el prostíbulo Victoria Bar (ex Lulú), ubicado Varela 64 del barrio porteño de Flores, se encontraba abierto por las noches y que ofrecía servicios sexuales de mujeres mayores de edad de distintas nacionalidades. Supuestamente, la entrada al lugar costaba 60 pesos e incluía una bebida. Los "pases" se consumaban en un albergue transitorio ubicado en las cercanías del lugar, y también en domicilios privados.

Delgado consideró que "la decisión adoptada por el juez federal era errónea porque descartaba de manera temprana todos los elementos que verifican la existencia del delito de trata de personas con fines de explotación sexual, y paraliza la investigación de modo que únicamente son valoradas aquellas constancias que permiten adoptar la decisión que se recurre".

El representante del Ministerio Público puntualizó: “Toda vez que existen indicios que permiten resumir que la mujeres que son explotadas sexualmente podrían ser víctimas del delito de trata de personas, entendemos que la pesquisa debe continuarse en este fuero”

Además, solicitó nuevas medidas de prueba para corroborar si "Victoria Bar" todavía se encuentra cerrado, o si reabrió sus puertas. Oportunamente, había pedido el allanamiento del local nocturno mientras se encontraba en funcionamiento, pero el juez nunca llevó adelante el procedimiento.