16 de julio de 2024
16 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Un cabo de la PFA había acusado a sus jefes por corrupción
Ordenaron seguir investigando el abuso de autoridad contra un policía que denunció a sus superiores
La Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal dispuso continuar la pesquisa, en base a lo planteado por el fiscal. El uniformado había sido sumariado y separado de la fuerza, como represalia por haber presentado la denuncia.

En concordancia con lo requerido por el titular de la Fiscalía N°4 ante la Cámara Federal de Casación Penal, Javier De Luca, la Sala I de la Cámara de Casación ordenó continuar con la investigación, por abuso de autoridad, cometida por personal de la Policía Federal Argentina contra un cabo de esa misma fuerza, a quien habían sumariado y separado de su cargo en represalia por denunciar a distintos jefes.

La causa se inició en una serie de denuncias efectuadas por el cabo Fernando Helguera Sousa contra jefes de distintas reparticiones de la PFA por presuntas sustracciones de dinero correspondiente al pago de servicios, por lo que, en una suerte de represalia, se lo habría sumariado administrativamente. Helguera Sousa había sido denunciado ante la justicia de instrucción y fue sobreseído por inexistencia de delito. Sin embargo, Asuntos Internos desoyó la resolución judicial y cesanteó al uniformado.

El fiscal General interino de Investigaciones Administrativas, Guillermo Noailles, inició una investigación que recayó, luego de varias cuestiones de competencia, en la Fiscalía Federal N°9, a cargo de Guillermo Marijuán, quien investiga el posible abuso de autoridad cometido por funcionarios policiales al tramitar los sumarios administrativos contra el cabo.

El Juzgado Federal N°12 archivó las actuaciones, lo que motivó que el representante del MPF recurriera la decisión por considerar que restaban medidas de prueba por realizar. La fiscal adjunta de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, María Eugenia Anzorregui de Silva sostuvo la apelación de Marijuán y requirió la revocatoria del archivo.

Pero la Sala I del Tribunal de Alzada declaró mal concedido el recurso de apelación y argumentó que sólo Marijuán carecía de legitimidad para recurrir el decisorio, dado que la FIA había asumido el ejercicio directo y exclusivo de la acción, y no había apelado. Ante esto, Anzorregui de Silva presentó un recurso de casación por considerar que el Tribunal incurrió “en arbitrariedad por falta de fundamentación y efectuó una errónea aplicación del juicio de admisibilidad al rechazar el recurso de apelación”.

A su turno, el fiscal de Casación Javier De Luca afirmó que debía hacerse lugar al recurso, ya que la ley involucra directamente al titular de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas “para que coactúe junto al fiscal interviniente como funcionario especializado en cuestiones vinculadas a actos de corrupción”, sin que ello implique desplazar al representante del MPF originario de la causa.

Ahora, los jueces de la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, Ana María Figueroa, Luis María Cabral y Juan Carlos Gemingnani, con apoyo en la posición de De Luca respecto a que la necesaria intervención de la FIA no desplazó al fiscal originario de la causa, anularon lo resuelto por la Sala I de la Cámara Federal de Apelaciones y ordenaron continuar el proceso.