09 de agosto de 2022
09 de agosto de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
A raíz del recurso interpuesto por la PIA y la Fiscalía General ante la Cámara Federal porteña
Casación tratará los sobreseimientos de funcionarios públicos por el posible direccionamiento de la obra del Paseo del Bajo
La Sala I de la Cámara Federal declaró admisible la presentación efectuada por los representantes del MPFN. El caso se elevará a la Cámara de Casación y será tratado por la Sala II de ese tribunal revisor.

La Sala I de la Cámara Federal de Apelaciones de la Ciudad de Autónoma de Buenos Aires, integrada por Mariano Llorens, Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, declaró admisible el recurso de casación interpuesto por el titular de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), Sergio Rodríguez, y el fiscal general subrogante ante ese tribunal, José Luis Agüero Iturbe, contra la resolución que confirmó los sobreseimientos del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, su ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia, el ex ministro de Transporte de la Nación Guillermo Dietrich, y el director general y la jefa de compras de Autopistas Urbanas Sociedad Anónima (AUSA), Carlos María Frugoni y Natalia Bustos, en la causa donde se los investiga por el posible direccionamiento durante el proceso licitatorio de la obra vial conocida como “Paseo del Bajo”.

De esta manera, los camaristas Alejandro Slokar, Carlos Mahiques y Guillermo Yacobucci -que integran la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal- resolverán si confirman lo resuelto por sus colegas o si dictan una nueva resolución. La medida había sido recurrida por Rodríguez y Agüero Iturbe, al considerar que los jueces de la Sala I de la Cámara Federal de Apelaciones habían efectuado valoraciones arbitrarias de la prueba colectada hasta ese momento y que por tanto era prematuro el temperamento desvinculatorio adoptado para con los imputados.

La investigación comenzó en 2018, cuando la PIA denunció las inconsistencias que se desprendía de un informe confeccionado y presentado por la Auditoría General de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ante esa procuraduría respecto al proceso licitatorio llevado a cabo para la obra conocida como Paseo del Bajo, donde había modificación unilateral por parte de las autoridades de AUSA sobre el proceso licitatorio de los tres tramos (A-B-C) en los que estaba dividida la obra. Se indicó que se trataría de una maniobra pergeñada para beneficiar a la Unión Transitoria de Empresas IECSA – Fontana Nicastro SA, a la cual fue asignada el tramo más oneroso y redituable.