20 de septiembre de 2019
20 de septiembre de 2019 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía General Nº23 ante los Tribunales Orales Criminales y Correccionales
Comenzó el juicio a cuatro personas acusadas de cometer un homicidio
El hecho tuvo lugar el 27 de agosto de 2016 en la villa 21-24 ubicada en el barrio porteño de Barracas. El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº21 comenzó con las declaraciones testimoniales y continuará con el debate el próximo 3 de septiembre.

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº21 comenzó el viernes con el juicio a cuatro personas acusadas de un homicidio ocurrido en agosto de 2016 dentro de la Villa 21-24 en el barrio de Barracas. En el debate interviene la Fiscalía General Nº23 ante los Tribunales Orales Criminales y Correccionales, interinamente a cargo del fiscal Fernando Fiszer, y personal de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (DOVIC), que se entrevistó con la madre de los damnificados y acompañó a las víctimas y testigos durante la celebración de la primera audiencia.

El 27 de agosto de 2016, cerca de las dos de la mañana, la víctima de 32 años se dirigió hacia una casa de la manzana 25 del barrio para comprar estupefacientes y una bebida alcohólica acompañada por su hermano. Su madre salió detrás de ellos. Al llegar al pasillo donde se encontraba la vivienda a la que se dirigían, se toparon con uno de los imputados, quién automáticamente comenzó a mandar mensajes en su celular.

En ese momento, de acuerdo al requerimiento realizado por el fiscal Adrián César Giménez (en ese momento a cargo de la Fiscalía de Distrito de los barrios de Nueva Pompeya y Parque de los Patricios) al acusado le entregaron un arma que se colocó en la cintura. Al percatarse de la situación, el hermano de la víctima intentó salir del lugar.

"Hasta acá llegaron” habría dicho el imputado e inmediatamente le apoyó el arma en el estómago a la madre de ambos. Ante esta situación, su hijo la corrió y recibió cinco disparos: cuatro en el abdomen y uno en el brazo. El otro joven corrió e intentó escapar pero recibió igualmente tres disparos en sus piernas. Mientras todo esto sucedía, y de acuerdo al requerimiento, la madre del imputado (también acusada en la causa) gritaba que los matara.

El tercer imputado presenció toda la escena y fue en su casa donde se refugió el acusado de disparar contra los dos hombres. Los tres fueron acusados como co-autores del homicidio y de la tentativa. En el requerimiento, al cuarto imputado se lo acusa de instigar el hecho ya que habría dado la orden para el asesinato, en tanto la víctima lo “molestaba en su negocio” de venta de estupefacientes, actividad que se desarrollaba en el pasillo donde ocurrieron los hechos.

Durante la primera audiencia, el indicado como autor material de los disparos se negó a declarar por lo que se incorporó lo que dijo en el juzgado. Allí, negó su participación y aseguró que no era sicario. Su madre también se negó a declarar. El tercer imputado aseguró que “vio todo lo que pasó”, que salió corriendo porque “se asustó” y no aceptó preguntas por parte de la fiscalía ni de las defensas. El acusado como instigador aseguró que no sabía por qué lo involucraron en el caso ya que nunca había tenido discusiones con esa familia.

Los primeros testigos en presentarse ante los jueces Liliana Barrionuevo, Horacio Barberis y Luis Oscar Márquez fueron el hermano de la víctima que también fue herido en el hecho y la madre de ambos. El joven contó lo sucedido aquella madrugada, en línea con su primera declaración y ratificó la presencia en el lugar del hombre acusado de disparar. Luego declaró la mujer, quién contó algo que su hijo le relató días antes de su muerte. De acuerdo a su declaración, uno de los imputados le habría dicho que “lo deje trabajar tranquilo porque sino lo iba a matar”.

Por otra parte, al acusado de disparar contra los hermanos se lo juzga también por otras dos causas: una por encubrimiento (por haber sido detenido mientras manejaba una moto con pedido de secuestro) y otra por lesiones donde se lo acusa de disparar con un arma de fuego contra una persona. El juicio continuará el próximo lunes 3 de septiembre.