26 de mayo de 2024
26 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En el debate, intervine el fiscal Sandro Abraldes
Primera audiencia en el juicio por un homicidio en la Villa 1-11-14
Oscar Amado Méndez está acusado de asesinar a Mario Ezequiel Villa luego de una discusión por el robo de un instrumento musical, en julio del año pasado.

El Tribunal Oral en lo Criminal Nº16 comenzó el juicio contra un hombre acusado de matar a otro dentro de la Villa 1-11-14, en el Bajo Flores. El hecho habría sucedido luego de una discusión por el robo de un instrumento musical, en julio de 2016. En el debate, interviene el fiscal Sandro Abraldes.

El 16 de julio del año pasado cerca del mediodía, Mario Ezequiel Villa salió de su casa ubicada en la manzana 26 de la Villa 1-11-14 junto a su pareja hacia la esquina de Esteban Bonorino y Ana María Janer, donde había acordado encontrarse con su hermana para ir a comer. En ese momento, apareció Méndez (alias “Loco Coqui”) junto a su pareja y su hijastro.

Según el requerimiento de elevación a juicio realizado por la fiscal Silvana Russi, el imputado le recriminaba a Villa haberle robado un contrabajo a su hijastro horas antes. El joven de 18 años se lo negó, por lo que empezaron a discutir hasta que Méndez lo golpeó en la cabeza con una de las dos armas que tenía encima.

Villa retrocedió unos pasos, agarrandose la cabeza, mientras que su pareja intentó sujetarle las manos a Méndez para evitar que disparara. De todas formas, el acusado gatilló el arma pero no salió el disparo. Instantáneamente volvió a hacerlo: dos disparos fueron directo hacia el brazo derecho y el tórax de la víctima.

La novia del joven intentó resguardarse y corrió hacia uno de los pasillos pero regresó a los segundos y comprobó que Méndez se había ido y que Villa estaba herido. Con ayuda de su cuñada, lograron subirlo a un auto. La víctima de 18 años murió camino al Hospital Piñero producto de una hemorragia interna.

Los jueces María Cristina Bértola, Inés Cantisani y Gustavo González Ferrari escucharon los testimonios de ambas mujeres. También, declaró el hijastro del acusado: recordó el robo y que habían ido desde su casa hasta la villa para encontrar a los culpables y pedirles que le devolvieran el contrabajo.

Luego, el imputado dio ante el Tribunal su versión de lo ocurrido. Aseguró que nunca en su vida utilizó armas de fuego y que era “de la zona”, por eso salió a buscar el instrumento robado. Afirmó que los localizó y que cuando él, su pareja y su hijastro se acercaron, vieron que ambos estaba armados.

Según su declaración, dijo que ambos estaban armados, que amenazaban con matarlos y que le pidieron veinte mil pesos para devolverles el contrabajo. En ese momento, decidieron irse pero que uno de ellos sacó el arma, por lo que comenzó a forcejear con él y ahí se produjeron varios disparos.

Méndez fue detenido en un allanamiento tres días después de la muerte de Villa. Está detenido desde ese momento en el Complejo Penitenciario de Devoto. El juicio continuará el próximo viernes 3 de marzo con otras dos declaraciones testimoniales.