05 de febrero de 2023
05 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la fiscalía general N° 2, a cargo de Adriana Saccone
Comenzó en Rosario un juicio por trata laboral y abuso sexual
Se trata de dos hombres, de nacionalidad boliviana, acusados de haber explotado laboralmente a tres mujeres de la misma nacionalidad. Dos de ellas, que al momento de los hechos eran menores de edad, además habrían sido abusadas sexualmente. El juicio continúa hoy con declaraciones testimoniales.

El lunes comenzó en Rosario un juicio por trata laboral contra dos hombres de nacionalidad boliviana que están acusados de haber explotado a tres mujeres de la misma nacionalidad, que habían sido capturadas en su país de origen. Dos ellas, que eran menores de edad al momento del hecho, también habrían sido abusadas sexualmente.

Por parte del Ministerio Público interviene la titular de la fiscalía general N° 2 ante el tribunal oral federal de Rosario, Adriana Saccone. En su momento, la investigación sobre todo lo relacionado con el delito de trata de personas estuvo a cargo del entonces titular de la fiscalía federal N° 2 de esa ciudad, Juan Murray. Mientras que la parte vinculada con los abusos sexuales fue investigada por Matías Di Lello, fiscal federal de San Nicolás.

La primera audiencia comenzó con la lectura del requerimiento de elevación a juicio, con el objetivo de que los imputados pudieran entender de qué se los acusaba. A continuación, la presidenta del tribunal, Beatriz Caballero De Barabani (que estaba acompañada por los vocales Jorge Venegas Echague y Omar Digeronimo), consultó a las partes si tenían algo para agregar u objetar. La fiscal Saccone dijo que no, mientras que la defensa de los imputados pidió la nulidad absoluta del allanamiento que había realizado en el local el fiscal provincial de la unidad descentralizada de Colón. Señaló que se había efectuado sin orden judicial, algo para lo cual, de acuerdo el Código Procesal Penal de la provincia de Buenos Aires, el fiscal está facultado sólo en casos excepcionales. Para el defensor oficial, el allanamiento no entraba en esas excepciones.

Al momento de contestar ese pedido, Saccone se opuso terminantemente. Como resultaba necesario resolver esa cuestión para que el juicio pudiera continuar, los jueces decidieron hacer un cuarto intermedio, que duró aproximadamente una hora. Al regresar, rechazaron el pedido de la defensa y procedieron a tomarle declaración indagatoria a los imputados. Ambos se negaron a responder, por lo que se leyó parte de las declaraciones que se habían realizado durante la instrucción.

El juicio continuó el martes con la declaración de testigos, en una jornada que se extendió desde las 10 de la mañana hasta las 19 horas. Hoy continúan declarando los testigos que restan. Hasta el momento, fueron citadas 28 personas para que dieran su testimonio sobre los hechos.

La causa

Las tres víctimas trabajaban en atención al público en un negocio de venta de indumentaria ubicado en la localidad de Colón, provincia de Buenos Aires. Habían llegado al lugar traídas desde su país por la madre de los dos imputados. De acuerdo a la investigación, se pudo saber que junto a ellas tres había otras mujeres, también de Bolivia, que habrían sido llevadas por la tía de los acusados a otro local de la familia en la provincia de Mendoza.

El hecho llegó a conocimiento de las autoridades al día siguiente de que una de las menores de edad fuera abusada sexualmente por uno de los imputados, circunstancia que llevó a que sus otras dos compañeras pidieran auxilio a una clienta del local.

A raíz de esto se dio intervención a la comisaría de la zona y luego a la unidad funcional de instrucción descentralizada de Colón, que empezó a llevar adelante la pesquisa.

La unidad le dio intervención a la Oficina de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata, para que auxiliara a las tres mujeres. Luego, solicitó que se detuviera a los dos hombres, quienes fueron apresados de inmediato. Finalmente, después de que se tomaron todas las medidas preliminares de investigación, el juzgado se declaró incompetente por encuadrar el caso en la ley de trata de personas, de competencia federal.