26 de noviembre de 2021
26 de noviembre de 2021 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la titular de la Fiscalía General N°3, Gabriela Baigún
Declaró en el juicio oral el médico legista que realizó la autopsia a la adolescente secuestrada y asesinada en 2018
El especialista se refirió al mecanismo que culminó con la muerte de la víctima. Señaló que sufrió “asfixia mecánica por compresión cervical”. Explicó que la muerte fue provocada por la utilización de una soga o cable y que también hubo compresión manual.

El médico legista Roque Nigro, quien realizó la autopsia de la joven de 15 años asesinada luego de ser secuestrada el 20 de noviembre del 2018 en el barrio porteño de Parque Chacabuco, declaró ayer ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 6 en el marco del juicio a Luis Alberto Fernández y Bruno Martín Cortez. Los dos acusados llegaron al debate señalados por la fiscalía como “coautores penalmente responsables de los delitos de secuestro extorsivo, agravado por haber obtenido el pago de rescate, por ser la víctima una joven menor de edad, por la existencia de un vínculo de respeto, por la intervención de varias personas y por causar intencionalmente la muerte de la víctima; resistencia a la autoridad agravada por haberse cometido mediante el uso de un arma de fuego y encubrimiento en concurso ideal con portación de arma de guerra”. La titular de la Fiscalía General N°3, Gabriela Baigún, representa en el juicio al Ministerio Público Fiscal .

En la audiencia realizada a través de la plataforma Zoom, el testigo ratificó la causa de la muerte de la adolescente, quien falleció a raíz de una "asfixia mecánica por compresión cervical", según las conclusiones de su propio informe de autopsia. En ese sentido, el especialista indicó que la compresión fue ejercida mediante dos métodos: por un lazo, soga o cable, y que, además, la víctima presentaba signos de compresión manual, es decir, realizada con las manos. Finalmente, agregó que a raíz de esta fuerza ejercida sobre el cuello de la víctima, sus órganos vitales no recibieron oxígeno y provocaron el desenlace que la llevaron a la muerte.

Secuestro y muerte

La acusación sostiene que Fernández y Cortez llevaron adelante el secuestro extorsivo seguido de muerte de la adolescente entre el 20 y el 21 de noviembre del 2018 junto a otras personas que aún no fueron identificadas. La víctima fue interceptada a la salida del Liceo N°5 Pascual Guaglianone alrededor de las 17.15 del 20 de noviembre. Tras retenerla en cautiverio los acusados solicitaron a la madre de la víctima el pago de un rescate por un monto de 30 mil pesos y 30 kilogramos de material estupefaciente, según detalló la fiscalía en el requerimiento de elevación a juicio.

Por la medianoche los secuestradores se pusieron en contacto telefónicamente nuevamente y sostuvieron la demanda de la entrega de dinero. Pero esta vez modificaron el volumen de lo requerido en relación a la sustancia ilicita, ya que solicitaron 2 kilos de droga para la liberación. Además, le ordenaron a la madre de la víctima que se dirija hasta la intersección de las calles Chiclana y Avenida Boedo para que deje el efectivo en el interior de un contenedor de basura. Allí finalmente se concretaría el pago del rescate.

En horas de la madrugada los acusados fueron detenidos tras el intento de evasión de un control vehicular de la Policía de la provincia de Buenos Aires en Ituzaingó. En el interior del vehículo fue hallado el cuerpo de la joven sin signos vitales. A su vez, fueron hallados en el vehículo distintos objetos trascendentes para la investigación: siete trozos de precintos, una baqueta de madera símil percusión, cuerdas, restos de un rollo de cinta de embalar, una campera con capucha de tela con restos de cinta industrial, una pistola de 9mm con ocho cartuchos de bala, un bidón de 5 litros con nafta, una caja de fósforos, una cuchilla con hoja de metal de 15 centímetros y dos teléfonos celulares.