26 de noviembre de 2022
26 de noviembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En línea con el dictamen de la Fiscalía Federal N°1 de Lomas de Zamora
Denegaron la excarcelación de dos hombres por ingresar droga, oculta en mercadería, en la cárcel de Ezeiza
Se trata de dos empleados de una empresa privada que provee alimentos para los residentes del Complejo Penitenciario Federal N°1. Además, hay un interno involucrado, por haber recibido los estupefacientes.

En concordancia con la opinión del responsable de la Fiscalía Federal N°1 de Lomas de Zamora, Leonel Gómez Barbella, el titular del Juzgado Federal N°1 de esa jurisdicción, Alberto Santamarina, denegó las excarcelaciones solicitadas por las defensas de Benigno Javier De Lima e Iván Lautaro Verón, quienes fueran detenidos cuando introducían estupefacientes, ocultos en mercaderías que debían entregar a las personas detenidas del Complejo Penitenciario Federal N°1 de Ezeiza,

La investigación se inició el pasado 4 de noviembre, cuando el auditor de la cárcel informó que, ese mediodía, personal del Servicio Penitenciario que presta funciones en la cocina de la Unidad Residencial N°1 había secuestrado estupefacientes dentro de un paquete de yerba mate y dos teléfonos celulares con sus accesorios, que estaban en poder de un interno que trabaja en la cocina. Los elementos habían sido introducidos por dos hombres que trabajan para una empresa de proveeduría, que acababan de descargar alimentos para los distintos internos de los pabellones, de acuerdo con un listado que poseían.

Según se consignó, mientras descargaban los insumos, y antes de que concurrieran los distintos internos para su recepción, un recluso que se desempeña en el sector cocina rondaba el lugar, aunque no figuraba en la lista de aquellos presos que recibirían provisiones. Así, cuando el hombre quiso dirigirse a los pabellones fue interceptado por los celadores. En su poder encontraron una bolsa que contenía elementos similares a los que entrega la proveeduría, y entre los que había dos teléfonos celulares con sus accesorios –uno de los cuales estaba identificado- y un paquete de yerba, en cuyo interior se hallaron 127 gramos de marihuana y 22 gramos de cocaína.

La Fiscalía rechazó la excarcelación de los imputados porque las "particulares características que presenta el hecho" permiten inferir que en caso de permanecer en libertad podrían  "entorpecer las investigaciones" y "eludir la justicia".

El juez federal Santamarina ordenó el allanamiento de los domicilios de Verón y De Lima, en busca de elementos de interés para la investigación. Así, en la vivienda de De Lima se secuestró un revolver calibre 38mm.

En su requerimiento, el fiscal Leonel Gómez Barbella imputó a De Lima y Verón como autores del delito de tráfico de estupefacientes, en su modalidad de suministro gratuito agravado por haberse cometido en un lugar de detención, mientras que al interno le endilgó la tenencia simple de estupefacientes.

Oportunamente, las defensas de los imputados Verón y De Lima solicitaron su excarcelación. Sin embargo, la Fiscalía entendió que tal beneficio “no resulta procedente, toda vez que las particulares características que presenta el hecho que se le atribuye y sus circunstancias personales, conducen a sostener que, en caso de permanecer en libertad, podría no sólo entorpecer las investigaciones sino también eludir la justicia”.

Además, el representante del Ministerio Público Fiscal consideró que “la naturaleza del delito investigado, la cual indicaría la participación de un conjunto de personas, aconseja la improcedencia del beneficio requerido, resultando al menos justificado en autos evitar todo tipo de contacto del imputado con los posibles coautores de la maniobra ilícita que se les enrostra”.

En virtud de la opinión de la Fiscalía, el juez Santamarina optó por rechazar el pedido de las defensas y denegar la excarcelación de los imputados, cuya situación procesal será resuelta en los próximos días.