08 de febrero de 2023
08 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Control aduanero
Descartan la existencia de una “zona liberada” para el tráfico de drogas en el puerto de Buenos Aires
El fiscal en lo Penal Económico Emilio Guerberoff inició una investigación a raíz de un informe de la Auditoría General de la Nación que sostenía que los escáneres no detectan estupefacientes. Tras recorrer cuatro terminales portuarias consideró que no había motivos para hacer una denuncia penal.

El titular de la Fiscalía de Primera Instancia en lo Penal Económico Nº 2, Emilio Guerberoff, constató “la normal prestación y desenvolvimiento del servicio de control aduanero” que se realiza en cuatro terminales del puerto de Buenos Aires, luego de que el titular de la Auditoría General de la Nación declarase que existe “una especie de zona liberada” para el tráfico de estupefacientes.

Al tomar conocimiento de los dichos de Leandro Despouy y de un informe del organismo que conduce, Guerberoff inició una investigación preliminar. Pero tras visitar las terminales I, II, III y V del puerto -donde se interiorizó sobre el desempeño de las personas que trabajan allí- y consultar a la empresa fabricante de los escáneres, concluyó que “no existen elementos que posibiliten formular la respectiva denuncia penal”.

La investigación

El fiscal se presentó el 17 de julio pasado en las mencionadas terminales donde, tras identificar los escáneres, fue “instruido personalmente por los propios técnicos radiólogos” que estaban operándolos “acerca de las aptitudes y capacidades de detección de imágenes sospechosas que eventualmente pudieran visualizarse en la imagen generada por medio de la emisión de rayos x”. Durante el procedimiento, según explicaron los operarios, se realiza una inspección no intrusiva de las cargas, “y si se advierte una imagen que por su densidad, forma o tamaño pueda parecer sospechosa, se da inmediato aviso a las autoridades” para la verificación del contenido.

Guerberoff y la secretaria de la fiscalía participaron de la inspección de cuatro contenedores con el sistema de Inspección Móvil. A pedido expreso del magistrado y a modo de ejemplo, se puso una caja de repuestos dentro de uno que tenía peluches, ante lo que el escáner detectó una imagen que no se condecía con la documentación aduanera; la misma operación se repitió con un equipo NUCTECH MT1213 DH (doble energía) que diferencia sustancias orgánicas de inorgánicas, lo que permitió visualizar aún con mayor nitidez y definición la presencia de la caja.

Luego tomaron declaraciones a la Jefa de la terminal V, quien expresó  que para la correcta interpretación de sus dichos (incluidos en el informe original de la AGN) “hay que aclarar que en la actualidad no existen escáneres que detecten exclusivamente sustancias estupefacientes”, y que inclusive los que “diferencian sustancias orgánicas de las inorgánicas tampoco lo hacen, aunque sí posibilitan una mejor visualización y detalle de las imágenes”. Señaló que en definitiva “a través de rayos  X no se puede determinar la naturaleza química de sustancias, sino la presencia de imágenes y en su caso su discordancia” con la carga declarada.

Por otro lado, la fiscalía se puso en contacto con la sucursal argentina de la firma NUCTECH, que fabrica los equipos utilizados en esas terminales. La compañía, además de reseñar las características técnicas de los escáneres, aclaró que “es un componte de un sistema de inspección, es decir una herramienta que permite al operador la visualización de imágenes, donde la capacidad e idoneidad del mismo puede detectar la existencia de sustancias y productos”. También explicó que “en definitiva es el operador quien termina informando o interpretando las imágenes”, al igual que ocurre en la medicina cuando se utiliza un equipo de rayos X o un ecógrafo para detectar lesiones en huesos u órganos o enfermedades. Además, informó que sus equipos son utilizados por los servicios aduaneros de Austria, Bélgica, Dinamarca, Bulgaria, Islandia, Países Bajos, Noruega, Reino Unido, Irlanda, Polonia, Serbia, Eslovenia, España, Bangladesh, Hong Kong, Singapur, Israel, Pakistán, Arabia Saudita, Corea, Brasil, Chile, Panamá, Estados Unidos, Angola, Kenia, Ruanda, Ghana, Marruecos y Namibia, entre otros 120 países.

Sobre el informe de la Auditoría General de la Nación

Según explicó Guerberoff en el dictamen, fue necesario acudir a los fabricantes para poder relevar la capacidad de detección de los escáneres. “Es en este punto donde considero que se ha centrado el yerro cometido al elaborar las conclusiones del Informe de Auditoría que nos ocupa y las versiones brindadas por el Lic. Despouy -precisó el fiscal-, por cuanto estimo que encuentran basamento en un equivocado concepto de las aptitudes de este control, o quizás más bien en la confusión derivada del desconocimiento  de las capacidades de diagnosis que brinda la utilización de un equipo escáner”.

Las conclusiones a las que llegó Despouy “a mi entender afectan los intereses nacionales de la República Argentina, como lo son la adecuada prestación del servicio del control aduanero” advirtió el fiscal. Y agregó: “En el caso específico apuntado, más que el reparo merece la aprobación en cuanto a los recursos humanos y tecnológicos destinados a la prevención y control en materia de narcotráfico”.