29 de enero de 2023
29 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Los procedimientos se realizaron a la madrugada
Detuvieron a tres presuntos miembros de una banda de secuestradores que operaba en el sur de la Capital Federal
El fiscal federal Franco Picardi, a cargo de la investigación, logró la detención de tres personas sospechadas de integrar una organización dedicada a realizar secuestros extorsivos en la Capital Federal. Fue tras una serie de allanamientos simultáneos solicitados por el representante del MPF y autorizados por el juez federal Sebastián Casanello.

En el marco de una investigación que lleva menos de dos meses, el titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal n° 5, Franco Picardi, le solicitó ayer al juez Sebastián Casanello que se practiquen seis allanamientos en forma simultánea en las localidades de Lanús y Lomas de Zamora, para proceder a la detención -que se concretó- de tres hombres que integrarían una banda dedicada a cometer secuestros extorsivos en la zona sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El representante del Ministerio Público Fiscal había pedido también el secuestro de armas de fuego y de teléfonos celulares, entre otros elementos posiblemente constitutivos del delito.

La investigación de Picardi se inició a las 00.30, aproximadamente, del 14 de abril, cuando un hombre fue abordado en las inmediaciones de la calle Doblas y la avenida Directorio por varios sujetos armados que se desplazaban en un Audi A3, lo ataron de pies y manos, le cubrieron el rostro con un trapo y lo condujeron en la parte trasera de su propio vehículo -marca Mercedes Benz C250- hacia la zona del Camino de la Ribera.

La logística desplegada por los captores incluyó la participación de varios hombres y la utilización de dos inmuebles distintos, ubicados en la zona sur de la provincia de Buenos Aires, en los que se mantuvo cautivo al damnificado por varias horas, mientras se realizaban sucesivas llamadas telefónicas a los familiares y amigos de la víctima para exigir el pago de un rescate a cambio de su liberación, que se concretó en las cercanías del Puente de La Noria con la entrega de 50 mil pesos y diversos objetos de valor. El hombre fue liberado horas después, cerca de las 5.30 de la madrugada, a pocas cuadras de Camino de Cintura y Zuviría de la localidad de Luis Guillón, en la zona sur del conurbano bonaerense. La víctima sufrió lesiones en distintas partes de su cuerpo, producto de las agresiones sufridas durante el secuestro.

De acuerdo a la pesquisa, la causa se encuentra relacionada con al menos otros dos hechos muy parecidos, presumiblemente perpetrados por la misma banda, y por los que ya había una persona detenida.

Esa captura permitió el análisis de un celular -peritaje llevado adelante por las Divisiones Tecnología Aplicada y Operativa Central de la Policía Federal Argentina, y la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP) de la Procuración General de la Nación-, que contenía imágenes del Mercedes Benz sustraído al momento del secuestro y del Audi en el que se desplazaban los captores, que habría sido utilizado luego para movilizarse hasta los lugares de cobro del rescate y liberación. Ese vehículo pertenece a una persona que fue secuestrada el 5 de abril, también durante la noche, suceso por el que también se inició la investigación correspondiente ante el Juzgado Federal N°7 que encabeza Casanello.

A partir de los entrecruzamientos de informaciones, se estimó que las víctimas habrían sido escogidas al azar, entre personas que conducían autos de alta gama en la zona sur de la ciudad de Buenos Aires en horas de la noche. Los autores tendrían acceso a distintas armas, incluso largas, y operarían, al menos para el cautiverio de las víctimas, en Lanús Oeste.