28 de mayo de 2022
28 de mayo de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Presentación del fiscal Carlos Hernán García
El fiscal García apeló la resolución que rechazó la indagatoria de un hombre por trata laboral y abusos sexuales
El representante del Ministerio Público fiscal requirió que el acusado declare respecto a la imputación que pesa sobre él, de contactar mujeres con una falsa propuesta laboral, contratarlas y generar situaciones incomodas para que las víctimas renuncien sin recibir sueldo por su labor; en tres de los casos, habría abusado sexualmente de sus víctimas.

El fiscal a cargo de la Fiscalía Federal N°2 de Morón, Carlos Hernán García, apeló la decisión del titular del Juzgado Federal N°3 de dicha jurisdicción, Néstor Pablo Barral, que rechazó el pedido de indagar a Horacio Héctor Samudio, en orden al delito de trata laboral, y dispuso declinar competencia en favor del Juzgado de Garantías del Departamento Judicial de La Matanza, para que profundice la investigación respecto a tres abusos sexuales.

Según consignó el representante del Ministerio Público Fiscal en su apelación, en el caso se investiga “si medió la finalidad de explotación de las víctimas que demanda el delito de trata de personas agravado que le reproché a Horacio Héctor Samudio, y por considerar que esa conducta concurre en términos formalmente con el ilícito contra la integridad sexual, corresponde que sea está Justicia de Excepción la que continúe la pesquisa, y consecuentemente, por haberse reunido el grado de sospecha que demanda el artículo 294 del CPPN, que el imputado sea llamado a prestar declaración indagatoria por ambos delitos”.

Múltiples denuncias

La investigación se originó a raíz de distintas denuncias recibidas en la Línea 145 del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata de Personas del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, donde varias mujeres denunciaban haber sido contactadas por Samudio, con la excusa de una propuesta laboral.

Muchas de ellas accedieron a trabajar con el imputado, pero durante sus labores se suscitaron ciertas situaciones que motivaron que renunciaran sin recibir el dinero que les correspondía por las jornadas que trabajaron.

Así, el fiscal García consideró que existían pruebas suficientes para imputar a Samudio e indagarlo, dado que “al menos desde el mes de junio de 2013 hasta el 17 de junio del corriente año 2017, desplegó un mecanismo de captación de mujeres jóvenes de, aproximadamente, entre 18 y 28 años de edad, con fines de explotación laboral y, al menos en tres casos, en los que logró consumar su conducta, abusó sexualmente de sus víctimas, resultando, al menos en uno de los casos, un grave daño mental de una de las víctimas”.

En tal sentido, le endilgó a Samudio “haber efectuado ofertas engañosas de trabajo a mujeres jóvenes como empleadas administrativas en la empresa denominada ‘Omega Construcciones’, haber contactado a sus víctimas cuando las interesadas enviaban su Curriculum Vitae al portal de trabajo ‘Computrabajo’, momento en que les exigía para el despliegue de la labor, para la cual refería que las contrataría informalmente, buena presencia, amplia disponibilidad horaria, manejo de la computadora, entre otras cosas, y haberles ocultado el motivo real por el cual les proponía el trabajo que no era otro que la explotación laboral”.

De este modo, el imputado Samudio habría captado a nueve mujeres, todas con fines de explotación laboral, mediante ofertas laborales engañosas y aprovechándose de sus situaciones de vulnerabilidad, lo cual consumó respecto de tres de sus víctimas, a quienes trabajaron para él, por poco tiempo, ya que renunciaban luego de situaciones incomodas generadas por el imputado, quien además no concretaba el pago del salario acordado en las entrevistas.

Además, el fiscal García le imputó al hombre haber abusado sexualmente de tres ocasionales empleadas, mediando intimidación por su relación de dependencia, autoridad y poder, habiendo resultado, al menos en un caso, un grave daño mental en una de sus víctimas. Según éstas, en ocasiones en las que se encontraban a solas con Samudio, éste aprovechó la oportunidad y les tocó sus piernas y otras partes del cuerpo contra su voluntad, con una clara significación sexual. Incluso, en una oportunidad, llegó a apoyar sus genitales sobre el cuerpo de una de sus víctimas .

Además, se estableció la existencia de un grupo cerrado en la red social Facebook, donde cerca de noventa mujeres comentaron sus experiencias con Samudio.

Indagatoria rechazada y apelación

En base a las pruebas y testimonios recabados durante la investigación, el fiscal García le requirió al juez federal Néstor Pablo Barral, que indague a Samudio por los hechos denunciados que, a su criterio, constituían los delitos prescriptos en los artículos 145 bis, 145 ter, incisos 1°, 4° e in fine anteúltimo párrafo, y 119° primer párrafo del Código Penal.

Sin embargo, el titular del Juzgado Federal N°3 de Morón resolvió no hacer lugar al pedido de indagatoria de Samudio, postulado por la fiscalía, y dispuso declinar competencia en favor del Juzgado de Garantías del Departamento Judicial de La Matanza para que profundice la pesquisa respecto a los abusos sexuales denunciados.

Contra tal resolución el fiscal García interpuso recurso de apelación, al considerar que estaba suficientemente acreditado con el grado requerido para la instancia, los hechos endilgados a Samudio, por lo que cabía que fuera indagado por ellos.

Ahora, la Cámara Federal de Apelaciones de San Martín, deberá resolver el recurso y decidir si da curso al pedido fiscal o confirma la decisión del juez federal interviniente.