21 de mayo de 2024
21 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervendrá la Fiscalía General N°2, a cargo de Stella Maris Scandura
El juicio por presuntas estafas a ahorristas del Banco Patricios comenzará el 4 de agosto
Los directivos de la extinta entidad están acusados de inducir a más de un centenar de clientes a invertir sus ahorros en obligaciones negociables, cuando el banco no estaba en condiciones de afrontar esos compromisos económicos. El 20 de junio, habrá una audiencia preliminar.

El Tribunal Oral Federal N°3 fijó el 4 de agosto como fecha para el inicio del juicio en el que directivos del extinto Banco Patricios serán juzgados por el presunto delito de defraudación a sus ahorristas. La resolución fue dictada luego de que lo requiriera la Fiscalía General N°2, a cargo de Stella Maris Scandura, en un recurso de reposición.

Los magistrados que llevarán adelante el debate oral y público son Andrés Fabián Basso, Julio Panelo y Javier Feliciano Ríos, en tanto que Adrián Grunberg intervendrá como sustituto. La segunda audiencia será el 10 de agosto, y luego tendrán lugar todos los jueves y los miércoles por medio. El TOF comunicó además que el 30 de junio se realizará la audiencia preliminar, a la que deberán comparecer el MPF, las defensas y la querella unificada.

La maniobra y los acusados

La causa nació con la denuncia de un grupo de ahorristas que habrían sido “inducidos fraudulentamente por una política del directorio del banco para invertir sus ahorros en la suscripción de obligaciones negociables que no contaban con garantía”, y que “además no eran autorizadas ni supervisadas por ningún organismo público”, según se desprende del requerimiento de elevación a juicio suscrito por el fiscal federal Federico Delgado. En esa misma pieza, Delgado había explicado que la causa nació del expediente “madre” en el que “se investigaron las irregularidades que culminaron con la ‘caída’ del ex Banco Patricios (…) En otras palabras, un típico vaciamiento bancario que culminó el 18 de marzo de 1998 cuando el Banco Central de la República Argentina revocó la autorización para funcionar del Banco Patricios”.

La hipótesis acusatoria es que los directivos del banco Alberto Miguel Spolski, Alejandro Bilik, Carlos Alberto Ungar, Ela Szpolsky, Héctor Mario Kleiman y Sergio Fryd “se apropiaron mediante maniobras engañosas del patrimonio de las víctimas”, que son más de cien y conformaron una querella unificada. A través de las obligaciones negociables emitidas entre 1994 y 1998 -cuyo monto total ascendió a más de 54 millones de dólares- se habría pretendido ocultar la real situación financiera que atravesaba la entidad, que “no podría enfrentar los compromisos económicos asumidos”. Los clientes del banco perjudicados sustituyeron plazos fijos y otras operaciones por las obligaciones negociables sin respaldo, que les eran ofrecidas por una tasa de interés seis puntos superior.

“En otras palabras, los procesados cuando lanzaron las obligaciones negociables al mercado sabían que jamás las honrarían y también sabían que la oferta atraería a inexpertos ahorristas”, consideraba el requerimiento de elevación a juicio.

Los jueces del TOF N°3 también libraron un oficio al Cuerpo de Peritos Contadores de la Corte Suprema de Justicia de la Nación “a fin de solicitar que, en el término de diez días, remita el peritaje contable dispuesto” tiempo atrás. Por otra parte, informó que el proceso fue suspendido con respecto al acusado Saúl Raibenberg “en los términos del artículo 77” del Código Procesal Penal de la Nación.