27 de mayo de 2022
27 de mayo de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Nicolás Pacheco fue asesinado en enero de 2013
Homicidio del periodista de Racing: solicitaron a Casación que condene a prisión perpetua a los responsables
Luego de la condena a 12 años de prisión, el fiscal Fabián Céliz presentó un recurso para que los tres hombres sean condenados por “homicidio con alevosía”. Reclamó, además, que se les revoque la excarcelación y se los detenga.

El fiscal Fabián Céliz presentó un recurso para que la Cámara de Casación Nacional condene a los tres responsables por el homicidio del periodista Nicolás Pacheco a prisión perpetua. Aníbal Domínguez Butler, Enrique Armando Rulet y Juan Carlos Ezequiel Rodríguez fueron sentenciados este mes a 12 años de prisión por el Tribunal Oral en lo Criminal Nº23.

En la madrugada del 24 de enero de 2013, entre las tres y las cinco y media de la mañana, Rulet, Domínguez Butler y Rodríguez atacaron a golpes a Pacheco. En la autopsia, se describen 15 lesiones: las más graves fueron las fracturas de cráneo y columna vertebral. Todo esto ocurrió dentro de la sede que Racing tiene en Villa del Parque, en Nogoyá 3045. Luego de la golpiza, los tres hombres arrojaron a Pacheco (ya sin vida), a la pileta de la sede.

Los jueces María Cecilia Maiza, Carlos Rengel Mirat y Luis María Rizzi calificaron como “homicidio simple” la conducta. El Tribunal en sus fundamentos había considerado que para condenar por alevosía, como pidió el fiscal en su alegato, debía saberse el verdadero grado de indefensión de Pacheco: “Qué cautelas pergeñaron, de qué medios traidores o engañosos se valieron, en qué consistió la seguridad y la impunidad que previamente –y no después- procuraron para dar una muerte segura a la víctima”.

No obstante, Céliz en su escrito marcó que para condenar por alevosía no es necesario un estado de indefensión total de la víctima. Marcó que Nicolás llegó a la sede de Racing tal como lo hacía habitualmente y que luego, cuando ya se encontraban solos, los tres hombres “lo atacaron salvajemente a golpes” en el sector de la pileta (que se encontraba cerrado al público). Para el fiscal, la víctima tenía confianza con sus agresores y los unía “el amor a la camiseta”.

Tuvo en cuenta, además, el panorama en que se dio el asesinato: de noche, sin testigos cercanos, en la soledad de las instalaciones del club y, principalmente, la inadvertencia de Nicolás respecto a “las intenciones criminales” que tenían Rulet, Rodríguez y Domínguez Butler. “Esto lo colocó en un evidente y claro estado de indefensión, que puede que no haya sido buscado por sus victimarios, pero sí, deliberadamente aprovechado, resultando irrelevante que haya mediado astucia, engaño o traición para colocarlo en tal situación”, sostuvo el fiscal.

Céliz consideró que la superioridad numérica en el ataque fue un factor determinante. Hizo hincapié en que Rulet es un hábil boxeador; en la juventud de Rodríguez en ese momento (23 años); y en el “gran porte” de Domínguez Butler. “Nicolás recibió una paliza severa y salvaje y las lesiones fueron coetáneas entre sí”, recordó y agregó: “¿Qué importa si el golpe mortal que recibió en la cabeza se produjo en la parte frontal? ¿Por ello es posible aseverar entonces que Nicolás tenía la posibilidad cierta de advertir la agresión que acabaría con su vida y resistirse activamente frente a la misma?”

Para el fiscal, Pacheco se encontraba en un estado de indefensión tal que le impidió oponer una resistencia mínimamente riesgosa para con sus victimarios. Estos aprovecharon la situación y actuaron sin riesgos y sobre seguro. “Frente a ese estado de indefensión, actuaron de un modo, se puede decir traicionero, pues Nicolás jamás podría haber, ni siquiera imaginado, un ataque de estas características”, manifestó. Argumentó que todos quisieron provocar la muerte.

Luego, mencionó que en la autopsia se determinó que la víctima tenía 1,81 gramos por litro de alcohol en sangre, lo que presentaría un estado de ebriedad completa. Si bien no fue mencionado en el requerimiento (por lo que no pudo ser considerado en el alegato), Céliz consideró que no podía negarse que la situación disminuyó los reflejos de Pacheco. “Esta circunstancia conocida fue aprovechada por los victimarios y fue valorada por los jueces como un agravante al momento de graduar la pena a imponer", recordó y por eso solicitó que sea tenida en cuenta como otro elemento para agravar el homicidio

Detención

En la sentencia, dos de los jueces consideraron que los tres condenados debían quedar en libertad hasta que la sentencia quede firme. El tercer magistrado, en línea con lo que había reclamado la Fiscalía y la querella, había considerado que correspondía la detención.

Céliz evaluó que Domínguez Butler no tiene arraigo ni contención familiar ni posibilidades ciertas de encontrar un trabajo estable; sumado a que vivió muchos años en Brasil y Uruguay, por lo que debe tener conocidos en esos países que puedan albergarlo.

En esa línea, sostuvo que Rodríguez y Rulet, son personas jóvenes; que no tienen un trabajo fijo ni una casa propia; y que si bien ambos tienen hijos pequeños y están en pareja, no existiría impedimento alguno para que sus mujeres decidieran acompañarlos donde éstos eligieran ir. Consideró, por último, que hay riesgo procesal y que no es suficiente con la decisión del Tribunal de prohibirles la salida del país por lo que requirió que se les revoque la excarcelación y se los detenga.