07 de julio de 2022
07 de julio de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°37
La Fiscalía pidió llevar a juicio a Eugenio Veppo por la muerte de una agente de tránsito de la Ciudad y las lesiones graves que sufrió su compañero
Así lo requirió la representante del Ministerio Público Fiscal al titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°13. Le imputa los delitos de homicidio simple con dolo eventual en concurso ideal con lesiones graves.

La titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°37, Romina Monteleone, le solicitó al juez Luis Zelaya que eleve a juicio la investigación seguida contra Eugenio Damián Veppo en orden al homicidio simple con dolo eventual de la agente de tránsito Cinthia Choque y las lesiones graves que sufriera su compañero Santiago Siciliano, en el incidente vial ocurrido en la madrugada del pasado 8 de septiembre.

De acuerdo a la investigación, aquel día, alrededor de las 3.35 hs., el imputado –junto a otro hombre y una mujer- conducía su vehículo Volkswagen Passat V6 FSI 4 Motion “incumpliendo la reglamentación vigente al transitar a una velocidad elevada que excedía la máxima permitida en este tramo de la avenida –que es de 70 km/h- y zigzagueando temerariamente para rebasar tanto por izquierda como por derecha a los automotores que circulaban por la misma senda, presuntamente luego de haber ingerido alcohol y/o drogas, metros antes de llegar a su intersección con la calle Tagle e inmediatamente después de pasar a alta velocidad por la derecha a un automóvil que circulaba por el carril derecho de los dos centrales, embistió con la parte delantera derecha de su rodado a Cinthia Yanet Choque y a Santiago Siciliano, provocando la muerte de la primera y ocasionando lesiones gravísimas al segundo, ambos agentes de tránsito identificados con la indumentaria del Cuerpo de Agentes de Tránsito del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que se encontraban parados sobre el anteúltimo carril de la mano derecha de la citada avenida efectuando un control vehicular y de alcoholemia, detrás de un cartel luminoso que así lo señalizaba”.

Tras impactar a las dos víctimas, el imputado se dio a la fuga sin socorrerlas y abandonó el vehículo sobre la calle Silvio L. Ruggeri, tras lo cual abordó un taxi junto a sus acompañantes y se dirigió a su casa en el barrio porteño de Belgrano. El VW Passat fue hallado tres horas después del hecho, por un oficial de Comisaría Comunal 2A que se retiraba de franco. Finalmente, alrededor de las 17.20 del 8 de septiembre, el imputado se presentó junto a su abogado en la Comisaría Vecinal 1A, donde quedó detenido a disposición de la justicia.

Tras impactar a las dos víctimas, el imputado se dio a la fuga sin socorrerlas y abandonó el vehículo, tras lo cual abordó un taxi.

De acuerdo al dictamen de la representante del Ministerio Público Fiscal, el imputado tenía pleno conocimiento que el manejo de un vehículo automotor "en forma temeraria, zigzagueante y a gran velocidad por una avenida de la Ciudad de Buenos Aires y luego de haber ingerido alcohol conforme lo relatan los testigos que declararon en el sumario, resultaba peligroso para la vida de terceras personas que podía cruzarse en dicho andar, sin perjuicio de lo cual obró en forma desinteresada, causando finalmente la muerte de Choque y las lesiones graves a Siciliano”.

Para la Fiscalía, “Veppo conducía a muy alta velocidad –no menos de 130 km/h- por una avenida cuya máxima permitida era de 70 km por hora. Que además lo hacía zigzagueando de izquierda a derecha para rebasar a otros conductores y luego de haber ingerido alcohol. Tal actitud, sumado al desprecio evidenciado con posterioridad al hecho al huir del lugar nuevamente a gran velocidad y zigzagueando, resulta una manifiesta indiferencia respecto a los resultados producidos, cuya producción –por la forma en que conducía en plena ciudad- se ha representado como no improbable”. Además, destacó que “el control de tránsito estaba correctamente implantado y señalizado y, por ello, altamente visible para todos los conductores que por allí transitaban”.

Para la Fiscalía, “Veppo conducía a muy alta velocidad –no menos de 130 km/h- por una avenida cuya máxima permitida era de 70 km por hora".

Concluyó que “con su accionar, Veppo ha sometido a las víctimas a situaciones peligrosas que no tuvo la seguridad de controlar, por más que tuviera la esperanza de que no iba a producirse el resultado o no lo haya deseado”.

En virtud de las pruebas –que incluyen filmaciones de las cámaras de seguridad de la zona que registraron el hecho y la huida del imputado- y testimonios recolectados durante la investigación, la fiscal Monteleone le solicitó al titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°13, la clausura de la investigación y la elevación a juicio de la misma, en orden al delito de homicidio simple con dolo eventual –en perjuicio de la agente Choque- en concurso ideal con las lesiones graves –que sufriera el agente Santiago Siciliano-.