26 de mayo de 2024
26 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°13
La Fiscalía pidió enjuiciar a un camionero que embistió un auto y mató a un hombre y su hijo
El hecho ocurrió el 18 de septiembre pasado. El acusado, quien conducía un vehículo de gran porte, cruzó un semáforo en rojo a alta velocidad e impactó contra el auto en el que viajaban las víctimas, al que arrastró varios metros. Los exámenes practicados sobre el imputado arrojaron que, al momento del hecho, registraba 0,64 gr./l. de alcohol en sangre y que había ingerido ansiolíticos.

El titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°13, Marcelo Roma, solicitó la elevación a juicio de la investigación seguida contra Juan José Asmundo, acusado de embestir el vehículo en el que circulaban Adolfo Antonio Carballo y su hijo Thomas y ocasionarles la muerte, en la noche del 18 de septiembre pasado.

Aquella noche, Asmundo, de 35 años, circulaba a bordo de su camión Freightliner Columbia, a alta velocidad por la calle Irigoyen. Lo acompañaba su amigo, Leandro Poveda, y la mujer e hija de éste, con los que había cenado minutos antes. El acusado cruzó en rojo el semáforo de la intersección y embistió el Volkswagen Bora que conducía Adolfo Carballo en compañía de su hijo Thomas, quienes circulaban por la calle Tinogasta.

Asmundo arrastró el Bora unos cincuenta metros, y continuó su marcha, en la que golpeó tres autos que estaban estacionados sobre la calle Irigoyen, se subió a la vereda y detuvo la marcha entre un árbol y la fachada de una vivienda, a unos 200 metros del lugar del impacto. En consecuencia, Carballo padre falleció en el acto, mientras que su hijo quedó malherido y murió cuando era trasladado por el SAME al Hospital Vélez Sarsfield.

Los exámenes practicados sobre el imputado arrojaron que, al momento del hecho, registraba 0,64 gr./l. de alcohol en sangre y metabolitos de benzodiacepinas, comúnmente utilizados en ansiolíticos y tranquilizantes.

Al ser indagado, Asmundo sostuvo que la noche anterior al incidente tomó un ansiolítico y que ese día se juntó a cenar con su amigo y la familia, donde tomó unas cervezas. También dijo recordar que tras ello subió al camión y circuló a 40 ó 50 km/h, durante unas cuadras, para luego afirmar que se le puso en blanco la mente y no recordar lo que ocurrió.

En base a los testimonios y las pruebas colectadas en la investigación, el fiscal Roma le solicitó a la jueza interinamente a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N°41, Yamile Bernán, la elevación a juicio de la investigación seguida contra Asmundo, tras considerarlo autor del delito de doble homicidio simple.

En su presentación, el representante del Ministerio Público Fiscal consideró que “existió dolo eventual en el accionar homicida de Asmundo, por cuanto se representó la posibilidad de concreción del resultado riesgoso y, aun así, no realizó objetivamente una conducta con el fin de evitar sus consecuencias accesorias. Prueba de ello son las circunstancias de que Asmundo condujera un rodado de gran porte, a alta velocidad, infringiendo la señalización de los semáforos, en una intersección transitada, que tuviera licencia de conducir profesional, habiendo ingerido alcohol, superando ampliamente lo permitido para su categoría de conductor, como así también metabolitos de benzodiacepinas, y todo ello sin existir elemento probatorio que acredite que intentó evitar el resultado obtenido”.