10 de diciembre de 2022
10 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento de la Fiscalía de Distrito de los barrios de Saavedra y Núñez
La Fiscalía solicitó enjuiciar a un hombre por el homicidio de un cambista
Se trata de Pablo Reyes, quien está acusado de asesinar a Nicolás Gonzalo Silva el 4 de octubre de 2016 para despojarlo del dinero que había retirado de la financiera donde trabajaba, a fin de realizar una operación cambiaria.

El titular de la Fiscalía de Distrito de los barrios de Saavedra y Núñez, José María Campagnoli, le requirió al responsable del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°29, Marcelo Conlazo Zavalía, la elevación a juicio de la investigación seguida contra Pablo Reyes por el homicidio del cambista Nicolás Gonzalo Silva, ocurrido el 4 de octubre de 2016 en el interior de la vivienda del imputado, ubicada en el barrio porteño de San Telmo. Además, el representante del Ministerio Público requirió la extracción de testimonios a fin de que se investigue si uno de los testigos incurrió en falso testimonio.

La investigación

El 4 de octubre de 2016, Silva salió de su domicilio, en el barrio porteño de Núñez, con destino a la financiera donde trabajaba, en el microcentro. Cerca del mediodía, pasó por la oficina y se retiró con $70.000, a fin de realizar una operación cambiaria en el domicilio de un cliente. Como su pareja y sus empleadores no tuvieron más noticias, la mujer realizó la denuncia por la desaparición del hombre en la Comisaría N°35.

Ahora, en base a las pruebas colectadas en la investigación, el fiscal Campagnoli determinó que aquel día, Silva retiró el dinero de la financiera y se dirigió a la vivienda de Reyes, en la calle Venezuela al 1200, para realizar una operación de cambio de moneda, tal como lo habían convenido. Una vez en el domicilio de Reyes, la víctima fue abordada por éste, con el fin de desapoderarlo del dinero. Así, el imputado apuñaló a Silva a la altura del riñón izquierdo y luego lo ahorcó hasta asfixiarlo, tras lo cual acomodó el cuerpo dentro de varias bolsas de consorcio y lo escondió dentro de uno de los placards de la vivienda, cuya puerta trabó con un clavo.

El imputado continuó su vida familiar normalmente dentro del departamento, hasta la mañana del 13 de noviembre, cuando el hombre se retiró de la vivienda tras discutir con su pareja. En horas de la tarde, la mujer llamó al 911 y denunció el hallazgo de un cuerpo en el interior de un placard, mientras limpiaba la casa.

Nada más se supo de Reyes hasta el 16 de noviembre, cuando el encargado de un hotel de la calle Hipólito Yrigoyen dio aviso a la policía tras encontrar al hombre con varios cortes en sus brazos, en el interior del cuarto que ocupaba, donde también se hallaron distintas hojas manuscritas donde describió cómo asesinó a Silva.

En base a las pruebas recabadas en la investigación –que incluyeron el análisis de las llamadas telefónicas de Silva y las imágenes de las cámaras de seguridad aledañas a la vivienda del imputado, y el testimonio de vecinos respecto a filtraciones en sus departamentos y malos olores- en marzo pasado el fiscal Campagnoli requirió que Reyes sea sometido a juicio como autor del delito de homicidio criminis causae en concurso ideal con el delito de robo agravado por el uso de armas de fuego, en perjuicio de Silva.

Además, el representante del Ministerio Público Fiscal solicitó la extracción de testimonios a fin de que se investigue si uno de los testigos incurrió en el delito de falso testimonio.