31 de enero de 2023
31 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En el marco de un trámite de flagrancia donde intervino la Fiscalía en lo Criminal y Correccional Nº60
Le negaron la excarcelación a dos hombres que intentaron robar un local de “Pago Fácil”
El hecho tuvo lugar en la madrugada del 10 de noviembre. Los imputados realizaron un boquete para poder ingresar y sustraer 1.600.000 pesos que había en la caja fuerte.

El juez Luis Schelgel denegó la excarcelación de dos hombres que fueron detenidos cuando intentaron robar 1.600.000 pesos de la caja fuerte de un local “Pago Fácil”. Los imputados, ambos de nacionalidad chilena, habían hecho un “boquete” desde un estacionamiento lindero para poder ingresar al lugar. En la audiencia, participó la auxiliar fiscal Bettina Martino de la Fiscalía en lo Criminal y Correccional Nº60, a cargo de Edgardo Orfila.

El 10 de noviembre, cerca de las 2:30 de la madrugada, los imputados ingresaron a un estacionamiento ubicado en Gascón y Potosí, en el barrio de Almagro. Treparon un portón y se dirigieron a la parte techada del lugar, donde colgaron una soga y la usaron para trepar un muro de unos tres metros.

Ya dentro del sector techado, hicieron un boquete de unos 45 por 50 centímetros, lo que les permitió ingresar a un comercio de ortopedia. Desde ahí, hicieron un boquete similar para poder entrar al “Pago Fácil”, lo que ocasionó la rotura de un caño del baño. La situación fue captada por la empresa de seguridad del local, que avisó a la policía.

Tres oficiales se presentaron pero lo único que advirtieron fue que desde el local salía mucha agua. En ese momento, la empresa de seguridad les advirtió que una persona vestida con ropa oscura se estaba fugando.  Los policías escucharon ruidos de chapas y terminaron a la vuelta, en el patio de una iglesia ubicada sobre la calle Potosí, donde detuvieron a los dos hombres.

El juez marcó que la foto del acta migratoria de uno de los imputados no se corresponde con la persona que fue detenida.

En la audiencia de flagrancia, prevista por la ley 27.272, la auxiliar enumeró las pruebas reunidas contra los imputados, entre las cuales está la declaración del encargado del local. El hombre explicó que habían quedado en la caja fuerte 1.600.000 pesos porque la empresa de caudales había estado de paro ese día.

El hecho que se les imputa fue calificado como “robo doblemente agravado por haber sido cometido mediante escalamiento y con efracción en grado de tentativa”. La defensora pidió la excarcelación, a lo que la auxiliar fiscal se opuso ya que consideró que no tenían arraigo, que estaban en el país en una situación migratoria irregular y que hubo un estudio previo para ingresar al lugar.

El hecho que se les imputa fue calificado como “robo doblemente agravado por haber sido cometido mediante escalamiento y con efracción en grado de tentativa”.

En esa misma línea, el juez Schelgel marcó que la foto del acta migratoria de uno de los imputados no se corresponde con la persona que fue detenida. Sostuvo que, al ser detenidos, no quisieron informar el domicilio en la comisaría. Consideró que, en caso de liberarlos, podrían fugarse.

La audiencia de clausura está prevista para el jueves 23 de noviembre. Allí se expondrán las medidas que quedaron pendientes, entre las cuales se encuentran informes de la División Robos y Hurtos de la Policía de la Ciudad y de Interpol (para saber los antecedentes a nivel internacional).