02 de febrero de 2023
02 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento del fiscal federal Leonel Gómez Barbella
Lomas de Zamora: Pidieron juicio oral para cinco acusados de integrar una organización dedicada a realizar secuestros extorsivos
Están acusados de formar una asociación ilícita e intervenir en el secuestro del fiscal bonaerense Sebastián Scalera y su pareja. Además, se requirió la profundización de la pesquisa respecto de otras personas que intervinieron en los sucesos.

El titular de la Fiscalía Federal N°1 de Lomas de Zamora, Leonel Gómez Barbella, le solicitó al responsable del Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N° 2 de esa jurisdicción la elevación a juicio de la investigación seguida contra Maximiliano Roberto Romero, su hermano Marcelo Alejandro, Juan Leandro Alberto Espíndola, Mariano Benjamín Moreno y Christian Leonardo Toledo, a quienes acusó de formar una asociación ilícita dedicada a realizar secuestros extorsivos.

En su requerimiento, el representante del Ministerio Público Fiscal le imputó a los hermanos Romero y a Mariano Benjamín Moreno “el haber tomado parte de una organización destinada a cometer delitos, junto con otros miembros aún no identificados”. Asimismo, acusó a Maximiliano Romero, Moreno y Juan Leandro Espíndola de haber participado, junto a otras personas aún no determinadas, en el secuestro extorsivo del fiscal bonaerense Sebastián Scalera y su pareja, con el fin de obtener el cobro de un rescate a cambio de su liberación, lo cual lograron. Por otra parte, le atribuyó a Cristian Leonardo Toledo la tenencia ilegítima de arma de fuego.

 

Secuestro

El 4 de mayo de 2016, alrededor de las 23.15, el fiscal general adjunto del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera, y su pareja circulaban en un Audi A1 cuando fueron interceptados por un Fiat Siena rojo en la calle Isla Soledad al 100, en la localidad bonaerense de Lomas de Zamora.

Los delincuentes obligaron a Scalera a trasladarse al Fiat, mientras que su pareja quedó a bordo del Audi. Tras golpear al hombre y robarle sus pertenencias, lo obligaron a comunicarse con su madre, a la que le exigieron 20 mil dólares, los cuales pagó frente a la entrada de su casa, en la localidad de Temperley.

Asimismo, los acusados habrían agredido a un personal de vigilancia, que se había acercado a la puerta de la vivienda, al escuchar los gritos de la madre del fiscal. Las víctimas también fueron despojadas del dinero y de elementos de valor que llevaban consigo.

El 4 de mayo de 2016, alrededor de las 23.15, el fiscal general adjunto del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera, y su pareja fueron interceptados cuando se trasladaban en su vehículo.

Luego de una serie de tareas investigativas encomendadas a la Coordinación Departamental de Investigación en Función Judicial de Esteban Echeverría, de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, se pudo establecer que los responsables del secuestro integrarían una organización localizada en el barrio de emergencia “Campo Tonqui”, en el partido de Lomas de Zamora.

El 25 de mayo de 2016, a pedido del representante del Ministerio Público Fiscal y por orden del juez subrogante Federico Villena, se realizaron una serie de allanamientos que concluyeron con la detención de los acusados y el secuestro de armas y municiones en varias de las viviendas. Tras ser indagados, los hombres fueron procesados con prisión preventiva, junto a otras personas respecto de las cuales la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata dictó su falta de mérito por su participación en los secuestros de un matrimonio y de Scalera.

En base a las pruebas colectadas durante la pesquisa, el fiscal Gómez Barbella consideró que Maximiliano Moreno, Juan Espíndola y Mariano Benjamín Moreno debían ser sometidos a juicio oral como coautores del delito de secuestro extorsivo -agravado por la cantidad de intervinientes y por haberse cobrado el rescate-, robo agravado por el uso de armas de fuego y por haberse comedio en poblado y en banda, y lesiones leves. En cuanto a los hermanos Romero y Moreno, solicitó también que fueran enjuiciados como coautores de asociación ilícita, en tanto que Toledo deberá responder como autor del delito de tenencia ilegal de arma de uso civil condicional.

El fiscal Gómez Barbella solicitó además la extracción de testimonios para profundizar la investigación en relación a los hechos que les fueran endilgados a los hermanos Romero, Moreno, Espíndola, Cordasco, Martín Ezequiel Telechea, Cristián Leonardo Toledo y Maximiliano Maldonado y respecto de los cuales la Cámara Federal dictó su falta de mérito, y para individualizar a otras cuatro personas que habrían intervenido en los sucesos denunciados.

Por otra parte, el representante del Ministerio Público Fiscal postuló parcialmente su incompetencia respecto de la imputación que pesaba sobre Jorge Luis Cordasco por el acopio de arma y municiones, a fin de que el Juzgado Federal de Morón prosiga la investigación pertinente.