05 de febrero de 2023
05 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Participaron el fiscal Sebastián Basso y la perito de la DATIF Virginia Creimer
Luciano Arruga: reconstruyeron el incidente de tránsito en la General Paz
Durante más de tres horas, Gendarmería Nacional realizó los peritajes sobre el kilómetro 16 de la autopista. El conductor que embistió al adolescente de 16 años y otros seis testigos brindaron detalles de aquel 31 de enero de 2009.

Técnicos de la Gendarmería Nacional realizaron esta madrugada la reconstrucción del incidente de tránsito en el que Luciano Arruga resultó muerto el 31 de enero de 2009. Pasadas las 2:30, la circulación de ambos carriles de la Avenida General Paz fue desviada hacia las colectoras para permitir los peritajes en el kilómetro 16 de la mano a Riachuelo, a pocos metros de la bajada de Emilio Castro. Participaron el fiscal federal Sebastián Basso; el juez federal Juan Pablo Salas; la perito de la Dirección de Apoyo Técnico a las Investigaciones Fiscales (DATIF) de la Procuración General de la Nación (a cargo de Nicolás Soler) Virginia Creimer; el abogado de la familia, Juan Manuel Combi, y el representante del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Maximiliano Medina. El conductor del auto que atropelló al joven de 16 años y otros seis testigos colaboraron con las tareas que se extendieron por más de tres horas.

El automovilista indicó que circulaba por el carril rápido mano a Riachuelo y que recién vio a Arruga cuando lo tenía a pocos metros, ya que a esa altura la traza de la autopista hace una curva hacia la izquierda. Además, detalló las maniobras posteriores al impacto, mostró el lugar en el que detuvo el vehículo y describió cómo estaba vestida la víctima aquella noche. "Yo estaba muy conmocionado", afirmó.

Luego, fue el turno de un moticiclista que minutos después colaboró en evitar que Arruga fuese impactado por otros vehículos. Recordó ante las preguntas de Salas, Basso, Creimer, Combi y Medina que caminó agitando su remera desde la banquina a lo largo de unos 100 metros para avisar a los conductores del cuerpo tendido sobre el asfalto.

Otro de los testigos puntualizó que hasta la llegada de un patrullero de la Policía Federal, de la ambulancia del SAME y de la camioneta de apoyo de Autopistas del Sol, el cuerpo fue protegido de nuevos arrollamientos por un auto de una empresa de seguridad privada que desvió el tránsito con las balizas lumínicas. Además, señaló que los médicos utilizaron un cuello ortopédico y que unos diez minutos después trasladaron a Arruga al Hospital Santojanni.

Los responsables del vehículo de Autopistas del Sol que asistieron aquella noche al kilómetro 16 de la Avenida General Paz precisaron que colaboraron con los médicos y los policías en desviar el tránsito y que aplicaron el protocolo de actuación de la empresa para resguardar y documentar las posibles pruebas que requiera la justicia.

Por último, los uniformados del patrullero de la Policía Federal que fue enviado luego de múltiples llamados al 911 ubicaron en su declaración el sitio donde quedó tendido Arruga y recordaron que fueron los encargados de tomar los datos del conductor que protagonizó la colisión y de leerle los derechos, antes de ponerlo a disposición de la jueza Laura Bruniardque, quien finalmente lo sobreseyó.

El 17 de octubre pasado, el Ministerio de Seguridad de la Nación logró identificar al cuerpo de Luciano Arruga, quien había desaparecido el 31 de enero de 2009. El adolescente había sido enterrado como NN en el Cementerio de La Chacarita, luego de permanecer once días en la morgue judicial. El 22 de octubre, se realizó la exhumación de los restos y cinco días después, se concretó la reautopsia.