27 de febrero de 2024
27 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En el debate interviene Fabiana León
Megacanje: la fiscal pidió tres años de prisión e inhabilitación perpetua para Cavallo
La representante del Ministerio Público consideró que el ex ministro de Economía incurrió en el delito de negociaciones incompatibles con la función pública, por su rol en la operación que habría beneficiado a los bancos intervinientes por 19 mil millones de dólares.

La fiscal General Fabiana León solicitó hoy al Tribunal Oral Federal N°4 que Domingo Felipe Cavallo sea condenado a tres años de prisión e inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos públicos al encontrarlo culpable del delito de negociaciones incompatibles con la función pública durante el "Megacanje". León comenzó su alegato minutos después de las 10:00, y durante poco más de una hora, expuso el marco teórico para la acusación, valoró las pruebas y enumeró los hechos, reconocidos por todas las partes. En ese sentido, explicó que era irrelevante que el acusado se beneficiara a sí mismo para que se configurase el delito, sino que alcanzaba con la intención de hacerlo hacia un tercero, en este caso los bancos que participaron de la operación realizada en 2001.

“Me llamó la atención la referencia a que los bancos querían ayudar a la Argentina y esa es mi mayor discrepancia”, señaló la fiscal acerca de la declaración indagatoria del ex ministro de Economía durante el gobierno de Fernando de la Rúa. “Los bancos tienen sus propios intereses. Se ayudaron a sí mismos”, concluyó la representante del Ministerio Público. León contextualizó el panorama que asolaba al país cuando se realizó el "Megacanje", con “una situación financiera asfixiante, deuda pública a vencer y prácticamente incapacidad de pago”.

Al respecto, expresó que las entidades financieras Credit Suisse, JP Morgan, HSBC, Galicia y Santander Hispano, entre otras que conformaron el consorcio, buscaron que “sus bonos de poco valor pasen a ser muy valorados, incrementando su capital financiero” y “mejoraron sus propios activos y pactaron comisiones por un servicio que se dieron a sí mismos”. Según la pericia realizada por los peritos de la Corte Suprema, el beneficio alcanzó los 19 mil millones de dólares, de los cuales más de 5 mil correspondieron a la propia cartera de las instituciones y más de 14 mil millones por títulos canjeados de terceros. Ello “no fue evitado por el señor Cavallo”, añadió.

La maniobra “era inédita por lo riesgoso de la situación: rescatar la deuda y conformar una nueva en un solo acto”. “Se compró tiempo, pagado a tasas caras”, resumió la fiscal.

León encontró como agravantes el alto nivel de educación de Cavallo y “la extensión del daño alcanzado”. Como atenuantes, el tiempo que duró el proceso (la causa fue elevada a juicio en 2007), la edad del acusado y la condena pública existente.

Alegato de la defensa

Por su parte, el abogado Eduardo Oderigo solicitó la absolución de su defendido. “Esta causa es una construcción falaz y mentirosa”, consideró. Lamentó que Cavallo haya sido el único acusado que llegó a la instancia de juicio, a quien definió como “un patriota” por aceptar el cargo de ministro por entonces. Antes de cerrar su exposición, Oderigo realizó una extraña defensa de los bancos, al argumentar que “todos trabajamos por dinero. ¿O iban a hacerlo gratis?”.

El Tribunal Oral Federal Nº4, integrado por Néstor Costabel, Patricia Mallo y Enrique Pose, dispuso que la próxima audiencia se realice el lunes 6 de octubre, donde Cavallo podría hacer uso de sus últimas palabras.