04 de octubre de 2022
04 de octubre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Por emanaciones y vuelco de efluentes
Moreno: investigan la posible contaminación por parte de una curtiembre sobre el río Reconquista
La Fiscalía Federal de Moreno solicitó informes a las autoridades ambientales y comunicó lo actuado a su par N°2 de Morón, que encuadró los hechos en el régimen penal de la ley de Residuos Peligrosos y solicitó la realización de una serie de medidas de prueba.

El Ministerio Público Fiscal impulsó la investigación y solicitó la realización de una serie de medidas de prueba por las emanaciones y vuelcos posiblemente contaminantes de una curtiembre de la localidad de Paso del Rey, en el partido de Moreno de la provincia de Buenos Aires.
La pesquisa se inició cuando personas vecinas del lugar advirtieron fuertes olores por las noches y la formación de una suerte de niebla alrededor del establecimiento en los días de humedad, por lo que acercaron su inquietud a la Fiscalía Federal de Moreno, a cargo de Leonardo Filippini.

A partir de sendos pedidos de informes, el Ministerio de Ambiente (MAPBA) y la Autoridad del Agua (ADA) -ambos entes provinciales- dieron cuenta de distintas irregularidades en el funcionamiento de la planta de tratamiento de efluentes líquidos industriales del establecimiento.

El fiscal Filippini puso en conocimiento sobre la situación a la Fiscalía Federal N°2 de Morón, a cargo de Mariela Labozzetta, quien con base en esos elementos requirió la instrucción por la posible infracción a los artículos 55 y 57 de la ley N.º 24.051, de Residuos Peligrosos, que reprimen con penas de prisión o reclusión a las personas físicas y a las autoridades de personas jurídicas, respectivamente, que envenenaren, adulteraren o contaminaren de un modo peligroso para la salud, el suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente en general. El caso tramita ante el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N°2 de Morón.

Según fue informado por la Dirección de Fiscalización de Industrias e Inspección General del MAPBA, el establecimiento en cuestión no contaba con licencia de emisiones gaseosas a la atmósfera, ni permiso de vuelco. Además, sus certificados de aptitud ambiental, prefactibilidad hidráulica, explotación subterránea, prefactibilidad de vertido de efluentes líquidos cloacales y mixtos estaban vencidos, y el almacenamiento y disposición de residuos especiales y envases de productos químicos no se adecuaba a la normativa aplicable.

Por otra parte, el sedimentador de su planta de tratamiento no estaba funcionando y el vuelco que se descargaba al río Reconquista presentaba “rastros sobrenadantes con coloración asimilables a sales de cromo”.

La Autoridad del Agua, por su parte, precisó que la empresa había realizado gestiones para obtener el permiso de vuelco en 2004, pero que su solicitud había sido archivada. En abril pasado, el Departamento de Inspección y Control de los Recursos de ADA corroboró que la empresa evacuaba efluentes líquidos industriales al arroyo Sambrizzi, con destino final al río Reconquista. Una muestra analizada presentaba valores de “PH, DBO, DQO, nitrógeno amoniacal, sulfuros y cadmio”, inconsistentes con la normativa aplicable.

Uno de los responsables del establecimiento había sido objeto de un proceso anterior por la presunta comisión del delito de contaminación ambiental por el vuelco de residuos con sólidos sedimentables, cromo y coliformes fecales en exceso a los parámetros autorizados por la autoridad administrativa ambiental al río Reconquista. Con todo, ese proceso se extinguió antes de su conclusión, debido al fallecimiento de la persona imputada. En la investigación actual se están desplegando las medidas de prueba dispuestas.