31 de enero de 2023
31 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento de la Fiscalía Federal de San Ramón de la Nueva Orán
Piden enjuiciar a una mujer que intentó contrabandear 2430 pastillas de éxtasis a Bolivia
La imputada fue descubierta en un control de la Aduana, en la ciudad salteña de Pocitos. Las pastillas, con forma de corazón y de manzana, estaban ocultas en su cartera y su valija.

El titular de la Fiscalía Federal de Primera Instancia de San Ramón de la Nueva Orán, José Luis Bruno, solicitó la elevación a juicio de la investigación seguida contra Ximena Benegas Román por el delito de contrabando de exportación de estupefacientes en grado de tentativa, tras encontrársele 2.430 pastillas de éxtasis en el interior de su cartera y de la valija que transportaba.

Los hechos que llegarán a juicio ocurrieron en la mañana del 11 de octubre pasado, cuando el personal de la AFIP-DGA Aduana de Pocitos realizaba un control de mercaderías que egresan de nuestro país por el Puente Internacional de Salvador Mazza-San José de Pocitos advirtió que una mujer intentaba cruzar hacia Bolivia por un sector no habilitado.

Los agentes identificaron a Benegas, de nacionalidad boliviana, y revisaron su cartera, donde advirtieron la presencia de un paquete con forma cilíndrica. Tras dar aviso al personal de la Sección Puente Internacional de la Gendarmería Nacional, y convocar a dos testigos, se procedió a la apertura del paquete. En su interior se encontraron 2.030 pastillas con forma de corazón que tenían impresas la leyenda “Love” y una cantidad de pastillas en polvo. Tras analizarlas, se estableció que se estaba frente a la presencia de 605,44 gramos de éxtasis (MDMA).

Asimismo, alrededor de las 20.00, en ocasión que se revisaban las pertenencias de Benegas, que quedarían en custodia mientras la mujer estaba aprehendida, un agente aduanero advirtió que en el interior de la valija de la mujer había una bolsa plástica, que contenía un paquete de galletas en cuyo interior se halló un bulto. Su apertura reveló 400 pastillas de éxtasis, con forma de manzana, con un pesaje de 118,25 gramos.

En su indagatoria, Benegas sostuvo que, el 6 de octubre había llegado en avión a la ciudad de Buenos Aires, desde la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra, con el fin de presentar unos productos mexicanos ecológicos. Desde Buenos Aires viajó en micro hasta San Pedro de Jujuy y de allí siguió viaje hacia Pocitos. Cuando se dirigía a la frontera se encontró con una conocida, a quien le dejó su valija, para ir a hacer migraciones y comprar un pasaje, en la ciudad de Yacuiba, con destino a Santa Cruz de la Sierra.

Además, sostuvo que, cuando retiró la valija, la llamó un hombre, de parte de una empresa que trabajaba con la que vendía los productos mexicanos, y le pidió encontrarse. El hombre le entregó el paquete –que luego fue encontrado en su cartera- el cual supuestamente tenía productos químicos que se utilizaban para realizar veneno. Benegas negó conocer el contenido de los paquetes que fueran encontrados en su poder.

En base a las pruebas colectadas, el fiscal Bruno consideró que Benegas debe ser sometida a juicio oral y público como autora del delito de contrabando de exportación de estupefacientes en grado de tentativa. En tal sentido estimó que “en este caso, la encartada, si bien no impidió el control, sí lo dificultó por el hecho del transporte clandestino de sustancias prohibidas, disimuladas, acondicionadas en paquetes en el interior de una cartera y valija que llevaba y que intentaba egresar del país con intenciones de dirigirse hacia el Estado Plurinacional de Bolivia, no obstante no pudo consumar el delito por circunstancias ajenas a su voluntad”.