30 de enero de 2023
30 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
También se lo acusa de "tenencia ilégitma de un documento nacional de identidad".
Piden juicio oral para un acusado de traficar cocaína desde Bolivia
El fiscal Federico Delgado solicitó la elevación a juicio para Erick Bladimir Balarezo Briceño, imputado de ser miembro de una importante organización criminal que se encargaba de distribuir y comercializar estupefacientes desde Bolivia. La fiscalía había requerido que se juzgue a varios integrantes de la banda cuando el acusado aún se encontraba prófugo.

El fiscal federal Federico Delgado solicitó la elevación a juicio para uno de los presuntos integrantes de una organización criminal que se dedicaba a traficar cocaína desde Bolivia. Erick Bladimir Balarezo Briceño estaba prófugo cuando la fiscalía solicitó la elevación a juicio para el resto de los sindicados miembros de la banda y actualmente se encuentra alojado en el Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza. También se lo acusa de "tenencia ilégitma de un documento nacional de identidad".

En su escrito, Delgado explica el funcionamiento de la organización delictiva, que habría funcionado entre octubre de 2011 hasta el 3 de mayo de 2013 y el rol que, según las pruebas recabadas, Belarezco Briceño cumplía dentro de ella. El fiscal divide a la banda en tres grupos diferentes aunque relacionados entre sí para concretar las operaciones de narcotráfico.

El primer grupo se encargaba, según pudo establecer la fiscalía, de coordinar la provisión de droga proveniente de Bolivia y ordenar la logística de ingreso de la cocaína a través de la Quiaca (Jujuy). Al segundo grupo le correspondía adquirir químicos para procesar las sustancias traficadas, a la vez que participaba de parte de la comercialización de estupefacientes y giraba dinero a Bolivia o a los intermediarios correspondientes.

El tercer grupo, al que pertenecería Belarezco Briceño, también se encargaba de comercializar la droga conseguida y era el que administraba y coordinaba las ventas de otro de los miembros.

La investigación se inició en base una información que brindó un representante de las fuerzas especiales de Ucrania, quién especificó que una banda conformada por ciudadanos rusos y ucranianos se dedicaría al tráfico de estupefacientes en la ciudad de Buenos Aires. Luego de esto, la fiscalía intervino las líneas telefónicas utilizadas por las personas individualizadas y se avanzó en la causa, realizando un primer requerimiento de elevación a juicio.

Las averiguaciones que realizó la División Precursores Químicos de la Policía Federal permitió descubrir que Belarezco Briceño se dedicaba (junto a su pareja) a la venta de droga al menudeo.  Ambos concurrían a distintos domicilios y realizaban "pasamanos" con otras personas a cambio de dinero. En el requerimiento figuran también dos escuchas telefónicas en donde el imputado hace referencia a la cantidad de cocaína a adquirir, el precio y la consistencia.

Durante el allanamiento a la habitación del "Hotel Lamarca",  donde residía el acusado en diciembre de 2013 se encontró un documento de identidad a nombre de Juan Pablo Giordano. Este último prestó declaración testimonial y dijo que había perdido su DNI en enero de 2013 y que no conocía al Belarezco Briceño.