18 de agosto de 2019
18 de agosto de 2019 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Tres personas fallecieron y otras once resultaron heridas
Pidieron enjuiciar a dos acusados por el derrumbe del gimnasio “Orión” de Villa Urquiza
Así lo requirió el fiscal de instrucción luego de que la Cámara confirmara los procesamientos del ingeniero de la obra y el presidente de la empresa constructora, en orden al delito de estrago doloso por derrumbe.

El titular de la Fiscalía de Instrucción del Distrito de los barrios de Saavedra y Núñez, José María Campagnoli, solicitó la elevación a juicio de la investigación seguida contra el presidente de la firma “Desarrolladora Mendoza”, Daniel Alberto Menta, y el ingeniero civil Guillermo Antonio Heyaca Varela, por el derrumbe del predio donde funcionaban dos locales comerciales y el gimnasio Orión, ocurrido el 9 de agosto de 2010, en el que tres personas fallecieron y otras 11 resultaron con heridas de distinta gravedad.

El requerimiento del fiscal ocurre luego de que, en septiembre pasado, la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional confirmara los procesamientos de los imputados por el delito de estrago doloso agravado, quienes estaban a cargo de la obra ubicada en Mendoza 5042/5044, lindera a la construcción ubicada en la calle Mendoza al 5030 32/34/, en el barrio porteño de Villa Urquiza, donde funcionaban los locales de indumentaria “Island” y “The Owl Bensimon” y el gimnasio “Orión”.

Según consideró el fiscal en su requerimiento de elevación a juicio, Heyaca Varela, en su calidad de director y constructor de la obra, y Menta, como director titular y presidente de la firma Desarrollos Mendoza S.A., “habrían, a través de distintas acciones y/u omisiones, efectuado un proceso de excavación y submuración de manera deficiente e inadecuado, contrariando las técnicas aplicables para resguardar las bases de las propiedades linderas, provocando el colapso del predio”.

En ese sentido, y pese a que los inquilinos de los locales, que luego se derrumbarían, alertaron a los imputados sobre los daños sufridos en la construcción raíz de la excavación, tales como grietas y fisuras en las paredes y hundimiento de pisos y baldosas, el fiscal sostuvo que tanto Heyaca Varela y Menta “se representaron frente a todos los signos de alarma y características de alto riesgo constatadas, la posibilidad de peligro de acontecer un derrumbe o desmoronamiento que pusiera en compromiso los bienes y/o vidas de las personas; y lejos de rechazarlo y anularlo con su accionar, lo aceptaron como posible (y aún probable) y siguieron adelante con total indiferencia y desprecio frente a la crónica de un resultado que había sido anunciado y finalmente ocurrió”.

Conforme los peritajes efectuados por especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y de la Facultad de Arquitecutra, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires, el derrumbe que ocasionó que Guillermo Damián Fede, Luis Lu y Maximiliano Salgado fallecieran, mientras que Ana de los Milagros Zazzali, Judith Silvina Goldstein, Claudia Erica Martín, Selfia Esther Morales, Florencia Raffa, Ma. de los Ángeles Martín, Ma. Laura Pessatti, Alejandra Marcela Rutilo, Ma. José Rutilo, Cristian Leonel Martínez y Pablo Galli resultaran heridos, se produjo “por deslizamiento del suelo en el sector de medianera colindante con la obra en construcción” dado que “la hipótesis considerada por el Ing. Heyaca Varela para el cálculo de los submurales no se ajustó a las reales acciones actuantes, y que esta situación habría conducido a adoptar un procedimiento de excavación y submuración inadecuado para garantizar la estabilidad de las estructuras involucradas”.

En efecto, no se siguió el procedimiento indicado, en cuanto a las medidas, ubicación y distancia entre los submurales y “las etapas de excavación de la obra no se corresponderían con aquellas declaradas en los planos de construcción correspondientes, y que el método utilizado no habría seguido los lineamientos del Código de Edificación de la Ciudad de Buenos Aires”, todo lo cual contribuyó, junto al uso de una máquina retroexcavadora de dimensiones mayores a la aconsejable para llegar a los ejes medianeros linderos, al colapso del edificio donde funcionaba el gimnasio y los locales de indumentaria.

En virtud de los testimonios recibidos y los peritajes efectuados en la instrucción del sumario, el fiscal requirió a la titular del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N°45, María Dolores Fontbona de Pombo, que Heyaca Varela y Menta sean sometidos a juicio oral, como coautores del delito de estrago doloso por medio de derrumbe de edificio, agravado por la muerte de tres personas y lesiones de distinta índole en al menos otras once.